Mammillaria zeilmanniana

Familia : Cactaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 92.3 KB
Modestas dimensiones, cultivación fácil y rica floración. Para principiantes © Mazza

La Mammillaria zeilmanniana Boed. (1931) es originaria de México central (estado de Guanajuato) donde crece entre los 1000 y 2000 m de altitud en áreas semidesérticas caracterizadas por clima seco templado-cálido y suelos preferentemente calcáreos.

El nombre del género deriva del latín “mamilla” = mamila, con referencia a los tubérculos presentes en estas plantas; la especie está dedicada al coleccionista alemán Hans Zeilman.

Nombres comunes: “pink crown“, “rose pincushion” (inglés); “biznaga de Zeilmann” (español).

Especie solitaria, o más frecuentemente cespitosa, con tallos de color verde oscuro, globosos, que tienden a transformarse con el tiempo mas bien cilíndricos, de 6-10 cm de altura (hasta 18 cm en viejos ejemplares en hábitat) y 4-6 cm de diámetro.

Presenta tubérculos ovoides o cilíndricos de cerca 6 mm de largo y 4 mm de diámetro dispuestos en espiral; las areolas axilares no poseen lana o cerda, que sólo está presente, en la fase juvenil, en las apicales. Estas últimas están provistas de 15-18 espinas radiales blancas, sutiles y flexibles, largas hasta 10 mm, y 3-5 espinas centrales de colores desde el castaño claro a rojo oscuro, largas cerca 8 mm, de las cuales una, vertical y un poco más larga, es uncinada.

Las flores, dispuestas en círculo en proximidades del ápice, nacen de las areolas en la base de los tubérculos, son de color magenta, campanuladas, con un diámetro de 1,8-2 cm y quedan abiertas por casi una semana; la floración se prolonga por todo el período vegetativo. Existe también una variedad de flores blancas.

Los frutos son largos cerca 10 mm, de color rojo violáceo, y contienen numerosas semillas negras. Se reproduce fácilmente por semilla y por división. Es una de las especies más populares, particularmente apta por la facilidad de cultivación y la generosa floración para quien inicia a apasionarse con la cultivación de las cactáceas.

De pequeñas dimensiones, cuando se amacolla, forma velozmente grupos compactos que durante el período vegetativo se cubren de flores relativamente grandes, es muy precoz, inicia a florecer desde que tiene apenas 1 cm de diámetro.

Se cultiva en pleno sol, o en la máxima luminosidad posible, en sustratos particularmente drenantes, siendo muy sensible a la podredumbre por exceso de humedad, que puede estar constituido por cerca el 50% de tierra común de jardín abonada y la parte restante, en la misma medida, de arena (o agroperlita) y pedregullo roto sin polvillo.

Es relativamente resistente a las bajas temperaturas, pudiendo soportar, seca y por breve período, temperaturas hasta -4ºC; su colocación ideal al aire libre, donde el clima lo permita, y en jardines “desérticos” junto a otras xerófitas; de otra manera, se cultiva en maceta con la misma modalidad antes indicada. En verano, durante el período vegetativo, se debe regar con regularidad, pero dejando secar completamente el sustrato antes de volver a regar, en invierno se debe tener seca y a temperaturas mas bien bajas, pero no inferiores a +6ºC, este período de reposo, frío y seco, es indispensable para una buena floración.

La especie está inscripta en el apéndice II de la Cites (especie para la cual el comercio está reglamentado a nivel internacional)

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las CACTACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_M-35-3_Mammillaria_zeilmanniana
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants