Maxillaria sanderiana

Familia : Orchidaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 138.8 KB
Nativa de los bosques nebulosos de Ecuador y Perú, la Maxillaria sanderiana es una epífita o litófita, cespitosa con rizoma rastrero, pseudobulbos ovoides de 5-10 cm, y hojas en torno a 40 cm © Mazza

La especie es originaria de Ecuador y Perú, donde crece en los bosques nebulosos, sobre árboles o en pendientes rocosas cubiertas de residuos vegetales en descomposición, entre los 1200 y los 2700 m de altitud.

El nombre del género deriva del adjetivo latino “maxillaris, e” = maxilar, relacionado con la maxila, en referencia a la forma del nectario; mientras que el epíteto específico está dedicado al horticultor alemán Henry Frederick Conrad Sander (1847-1920), fundador de la revista “Reichenbachia”, dedicada a las orquídeas.

Nombres comunes: Sander’s maxillaria (inglés).

La Maxillaria sanderiana Rchb.f. ex Sander (1888) es una especie epífita o litófita, cespitosa, robusta, con rizoma rastrero, raíces filiformes y pseudobulbos ovoideos, comprimidos lateralmente, de entre 5 y 10 cm de largo, provistos en el ápice de una hoja oblongo-elíptica con ápice agudo, de hasta alrededor de 40 cm de longitud y entre 5 y 7 cm de anchura. Las inflorescencias, basales, son ascendentes o semipéndulas, de entre 10 y 25 cm de largo, sobre un pedúnculo provisto de brácteas imbricadas de entre 2,5 y 3,5 cm de longitud, con una sola flor, de entre 10 y 13 cm de diámetro, carnosa, con sépalos y pétalos laterales de color blanco, menos frecuentemente blanco rosados, con manchas de color púrpura oscuro en la base y labelo amarillo. Las flores emiten una agradable fragancia y duran entre 2 y 3 semanas. El sépalo dorsal es oblongo-lanceolado con ápice agudo, cóncavo, de entre 5,5 y 6,5 cm y de 1,7 a 2 cm de anchura; y los sépalos laterales son similares al dorsal, unidos en la base de la columna, que es clavada y mide 1,5 cm de largo, para formar una suerte de espolón (mentón o “mentum”). Los pétalos laterales son oblicuamente lanceolados con ápice agudo, de entre 4,5 y 5 cm de longitud y de 1,5 a 1,8 cm de anchura; y el labelo es trilobulado, curvado, de alrededor de 3,5 cm de longitud, con los lóbulos laterales apenas marcados y el lóbulo medio ovado con márgenes ondulados.

Se reproduce por semilla, in vitro, y mediante división durante la recuperación vegetativa, con cada sección provista de al menos 3 o 4 pseudobulbos.

Se trata de una especie florífera con grandes flores, de las más grandes del género, fragantes y de larga duración, de cultivo no del todo fácil por sus particulares exigencias. Requiere una posición en semisombra, temperaturas de frescas a intermedias, con máximas estivales no superiores a los 26 ºC y mínimas invernales no inferiores a 10 ºC, con un amplio rango térmico diario, y elevada humedad (entre un 70 y un 80 %); siendo además fundamental una buena ventilación para evitar la aparición de podredumbres. Los riegos han de ser frecuentes durante el crecimiento de los pseudobulbos, más distanciados durante el reposo vegetativo, manteniendo siempre el sustrato moderadamente húmedo, empleando agua de lluvia, desmineralizada o de ósmosis inversa. Suele cultivarse en cestos suspendidos, dado que el pedúnculo floral a veces es emitido hacia abajo, con un sustrato especialmente drenante que puede estar constituido por fragmentos de corteza de mediano tamaño y carbón vegetal con adición de esfagno o fibra de coco para mantener la humedad.

JPEG - 101.4 KB
Flores de 13 cm con nectario parecido a una mandíbula, como indica el nombre genérico, fragantes y duraderas. Cultivo difícil por las singulares exigencias ambientales © Giuseppe Mazza

Para abonarla, en primavera-verano, puede usarse un preparado específico para orquídeas, diluido más allá de las dosis recomendadas, y conviene alternarlo con los riegos simples para lavar las raíces, que son especialmente sensibles a la acumulación de sales. Los trasplantes han de llevarse a cabo cuando el sustrato dé signos de deterioro y siempre durante la recuperación vegetativa.

La especie está incluida en el apéndice II del CITES (especie cuyo comercio está regulado a nivel internacional).

Sinónimos: Maxillaria sanderiana var. atropurpurea H.Williams (1894); Maxillaria sanderiana f. atropurpurea (H.Williams) Christenson (2010); Maxillaria sanderiana f. xanthina Christenson (2010).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ORCHIDACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/m-236-2_maxillaria_sanderiana
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants