Medinilla magnifica

Familia : Melastomataceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 69.2 KB
La Medinilla magnifica es un arbusto epifito alto 2 m © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Filipinas (Luzon, Mindanao, Mindoro, Negros y Panay), donde crece en las forestas húmedas de colinas y montañas, entre los 300 y 1400 m de altitud.

El género está dedicado a José de Medinilla y Pineda, gobernador de las Islas Marianas en los primeros decenios del siglo XIX; el nombre de la especie es el término latino “magnifica” = magnífica, con obvia referencia. Nombres comunes: kapa-kapa (Filippine); chandelier bush, chandelier tree, jungle chandelier, malaysian orchid, pink lantern, rose grape, showy medinilla (inglés); médinilla magnifique (francés); medinila, uva-rosa (portugués); medinila (español); medinille (alemán).

La Medinilla magnifica Lindl. (1850) es un arbusto siempre verde, alto hasta los 2 m, con ramas leñosas mas bien cuadrangulares y mechones de cerdas rígidas caducas, largas 1 cm, en los nudos; crece como epífita sobre los árboles, hundiendo las raíces en los detritos vegetales que se acumulan en las cavidades, o al suelo en los claros.

Las hojas son opuestas, sésiles (sin pecíolo), verde oscuro brillante, coriáceas, oblongo-obovadas, largas hasta 35 cm y anchas 25 cm con ápice puntiagudo y nervaduras evidentes de color blancuzco.

Inflorescencias en racimos terminales colgantes muy ramificados, largos hasta 45 cm, con grandes brácteas rosas deciduas, cuatro por cada nudo, largas de 3 a10 cm; las flores, de 2 cm de diámetro y 4 cm de largo, que se abren en sucesión por cerca de dos meses, son de color rosa intenso con 5 pétalos y 10 estambres amarillos.

Los frutos son bayas globosas de color púrpura de cerca 6 mm de diámetro conteniendo minúsculas semillas. Se reproduce fácilmente por semilla, que se deben posicionar sobre la superficie del sustrato, o simple sfagno, mantenido húmedo, y por esqueje en atmósfera confinada, con temperatura de 24-26 °C. Nombre de la especie nunca más apropiado para esta planta de espectacular floración y de grandes hojas brillantes, cultivable en las zonas tropicales y marginalmente subtropicales húmedas en luz solar filtrada o sombra parcial y al reparo del viento, con temperaturas mínimas que no debieran jamás descender debajo de los 10º C.

La humedad ambiental debe ser siempre elevada y los riegos frecuentes durante el período vegetativo, mas espaciadas en invierno, pero sin dejar secar completamente el sustrato que debe ser porosos, ligero, rico en sustancia orgánica y con agregado de arena silícea, alrededor del 30 %, para mejorar el drenaje, siendo particularmente sensible a los encharcamientos.

JPEG - 108.6 KB
Las inflorescencias son racimos péndulos, largos hasta 45 cm, con grandes brácteas rosas deciduas © Mazza

Por sus características ornamentales es a menudo comercializada en tiestos para la decoración de interiores, aunque por sus exigencias en cuanto a la humedad es más apta para un invernadero cálido y húmedo que para un departamento, donde por este motivo tiene normalmente vida breve, salvo darle las oportunas atenciones.

Se debe posicionar en lugar donde pueda recibir la mayor luminosidad, también alguna hora de sol directo por la mañana, con sustrato como arriba referido; la tempe- ratura ideal debiera ser elevada (24-28 ºC), solo por un breve período en invierno la temperatura debe descender a 16-18 ºC y el sustrato dejarlo parcialmente secar para estimular la floración, al comienzo de ésta se deben aumentar la temperatura y los riegos.

Fundamental la humedad ambiental, que debe ser lo más elevada posible, para incrementarla, además del sistema del amplio posamaceta lleno de piedras o arcilla expandida constantemente bañadas sobre las cuales posar la maceta, pero no en directo contacto con el agua, deberán efectuarse diarias nebulizaciones con agua a tempe- ratura ambiente sin calcáreos.

Lo riegos deben ser regulares desde la primavera al otoño, manteniendo constante- mente húmedo, pero no mojado, el sustrato, espaciadas en invierno, en el período de reposo, de manera tal de dejar secar solo el estrato superficial, pero manteniendo siempre una elevada humedad ambiente.

Útil la fertilización con productos hidrosolubles con alto contenido de fósforo (tipo 10-20-10), mitad dosis de lo aconsejado, cada dos, tres semanas, excepto en el período de reposo. En consideración al peso de las inflorescencias puede ser necesario predisponer un oportuno soporte. Las eventuales podas, para contener la dimensión se efectúan luego de la floración.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las MELASTOMATACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_M-33-1_Medinilla_magnifica
_M-33-4_Medinilla_magnifica
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants