Rosas modernas: las nuevas tendencias

Éstas son las nuevas tendencias. Juegos de colores irisados y jaspeados, efectos aterciopelados, rosales miniatura de balcón, variedades resistentes a las enfermedades, floraciones largas y fragancias insólitas. Éstas son las tendencias de los hibridadores.

Traducción en español de Viviana Spedaletti

 

 

 

 

 

¿Cuáles serán las rosas del 2000? He ido a curiosear a la GEVES, el Groupe d’ Etude et de Contrôle des Variétés et des Semences de Sophia-Antipolis, en Francia, donde se conceden las patentes, y cultivadas para la descripción todas las variedades modernas.

En las hileras, dispuestas por año, no se leen los nombres comerciales de los catálogos como Meillandina, Maria Callas o Pantera rosa sino los impronunciables de la “denominación varietal”.

Casi siempre inician con las primeras tres letras del hibridador: Mei..... por Meilland, Pou..... por Poulsen, Del..... por Delbard, etcétera. El objetivo, aunque no se diría a primera vista, es de evitar las equivocaciones; porque mientras el nombre comercial puede cambiar de país en país por motivos de mercado, o seguir aquel de las variedades que han hecho vender, estos nombres “ostrogodos”, inmutables, constituyen un verdadero punto firme para los entendidos.

Así en la GEVES es fácil divisar las tendencias de los diferentes creadores y la moderna evolución de la rosa: plantas más resistentes a las enfermedades, con períodos de floración muy largos; plantas para el neófita y quién no quiere gastar, con escasa manutención, como los rosales Multirose; corolas perfumadas, con fragancias a menudo insólitas; pétalos jaspeados e irisados, efectos aterciopelados, y a menudo colores diferentes sobre las dos caras del pétalo; miniaturas nacidas para la vida en maceta sobre terrazas y balcones; y hasta mini-rosales “descartables”, hechos para crecer en invernadero en tiempo de récord con costes bajos, y ser inmolados como “bouquet vivientes” entre las paredes domésticas, como prímulas, azaleas o ciclaminos.

Vemos, categoría por categoría, algunas prestigiosas novedades.

MINIATURAS

Los rosales más pequeños, de 20-25 cm de alto, con hojas minúsculas y un armonioso porte arbustivo, pertenecen al grupo Minijet de la Meilland; plantas de invernadero de “ciclo corto”, creadas solamente sin parar por esqueje sólo en 10-12 semanas.

Entre las últimas, la Dandy Minijet (Meiselgra), producida en Francia, Alemania y Australia, que desenfunda hasta por 5 semanas en casa sus corolas rosa bengala de apenas tres centímetros y medio, ricas de unos cuarenta pétalos; el Comodín Minijet (Lavjack), creado por Laver y comercializado por la Meilland, con flores rojo bermejo de 3-3,5 cm y unos 40 pétalos, multiplicado por ahora en Dinamarca, Alemania y Australia; y la Sweetlips Minijet (Meilipo), producida en Dinamarca, Alemania y EE.UU., con flores rosa carmín de 4,5-5 cm y hasta 68-70 pétalos.

Variedades que en la GEVES, sometidas a 2 tratamientos fitosanitarios por semana, repetidos abonos y una perfecta aportación hídrica con un “goteo” computarizado, crecen bien hasta al aire libre, en el clima templado de la Costa Azul, pero que lamentablemente por lo general son “plantas para perder”, fácil presa del frío, de los hongos y de los parásitos.

Más rústica, especialmente si es injertada, es la Dreaming Parade (Pouloral), una graciosa miniatura de 25-30 cm colmada de corolas rosas, creada por Poulsen y cultivada en invernadero como las Minijet con un ciclo de 11 semanas; mientras se distinguen por talla y resistencia la Aquitaine Nirpaisage (Poulnoz), una tapizante injertada de 40 cm, siempre de Poulsen, que crea a ritmo casi continuo, unas florecitas simples, rosa esfumadas al rojo, parecidas a las de las zarzas; y la Tilla Meillandina (Meirulex), multiplicada en Italia por la NINO SANREMO, última nacida de la prestigiosa gama, con un bonito porte compacto, grandes hojas y corolas de 6 cm y 35-40 pétalos, de inconfundible look rojo-rosa.

Entre los arbustos vigorosos, de hasta 80 cm de alto pero con pequeñas flores, el Lavender Dream (Interlav) de Interplant, distribuido por Delbard, con flores simples de dos centímetros y medio, rosa-lavanda, de intenso perfume. Una planta injertada, resistente a las enfermedades, que se conforma con una poda a fondo cada 2-3 años, comparable en muchos aspectos a las Multirose, con una floración rica y constante después de la explosión de mayo.

HÍBRIDOS DE TEA

Entre las rosas de gran flor de jardín, los famosos híbridos de Tea, se hacen notar en Casa Meilland, la Cristoforo Colombo (Meironsse), que el pasado octubre consiguió la medalla de oro del jurado internacional del Premio Génova para rosales reflorecientes, con corolas de unos 13 cm, 25 pétalos rosa-albaricoque esfumados al anaranjado y a una excepcional resistencia a la enfermedad de los puntos negros; y la The Mc Cartney Rose (Meizeli), que puesta al mercado al final de 1991, conquistó, caso único en la historia de las rosas Meilland, 22 medallas, entre ellas 6 de oro.

Una gran resistencia a las enfermedades, corolas de 12 cm “rosa pasión” con 20-25 pétalos, y sobre todo un perfume clásico intenso, que se encuentra también en la Perfume Beauty (Meiniacin), novedad producida de momento sólo por la Meilland en EE.UU., que ganó en Baden-Baden una medalla de oro por la fragancia, y ostenta 40 pétalos rosa bengala con corolas de 13-14 cm de diámetro.

No se puede prescindir de admirar Roxanne (Lapdal) de Laperriere, una planta robusta con flores, doradas al centro, que esfuman al crema y luego al rojo; y se destacan las transgresivas novedades de Delbard: Claude Monet (Jacdesa) y Paul Cézanne (Jacdeli), las “Rosas de los pintores impresionistas”, con perfume y colores mutables, ambas creadas por Jackson/Perkins-Bear Creek.

En la primera, con corolas de casi 30 pétalos y 10-12 cm de diámetro, es imposible encontrar dos flores iguales: un botón rojo violeta, puede revelar abriéndose inesperadas dominantes amarillas, anaranjadas o blancas, y en el perfume, al final cuando la corola está entreabierta, se notan junto a fragancias clásicas, las de vainilla, bergamota, limón o duraznos maduros, pero también un “sabor verde” de hierba apenas cortada u hojas de hiedra.

En la segunda, con flores de igual diámetro y una veintena de pétalos siempre estriados, irisados e imprevisibles, dominan el rosa, el anaranjado, el ocre y un perfume de rosa con puntas dulces de jarabe a la pera y notas especiadas de canela.

El efecto cromático, me explica Guy Delbard, es debido a un “gen saltante”, que cambia de lugar en los cromosomas y esto hace que la “geografía de los colores”, la posición en los pétalos del rojo, del amarillo o del blanco, no sea codificada al inicio, como generalmente ocurre, sino debida a la casualidad.

ROSAS FLORIBUNDAS

También entre las rosas novedad con “flores en ramos”, el “gen saltante” de la Delbard hace estrados de amor a primera vista.

Es el caso de la Paul Gauguin (Jacdebu), siempre de Jackson/Perkins-Bear Creek, con una veintena de pétalos de un solo color, por zonas, manchados, o jaspeados de rojo, morado o rosa sobre un fondo blanco-crema. Las corolas, de unos 8 cm, también parecen “pintadas a mano”, y muestran perfumes dulces o especiados, de clavos de olor o vainilla.

Del lado opuesto la Meilland ha recientemente sacado del horno en esta gama una obra maestra de clasicismo: la Niccolò Paganini (Meicairma). Forma perfecta, con flores de casi 7-8 cm, unos 35 pétalos y hasta 12 botones por tallo; un reflorecimiento abundante, sin parar; y pétalos aterciopelados rojo-cardenal. Ganó en Ginebra una medalla de oro, para no hablar del primer premio de Lione “La Rosa más linda de Francia y Gran Rosa del Siglo”.

SARMENTOSAS

La Meilland también nos regala aquí dos joyas reflorecientes.

La Arielle Dombasle (Meihourag), conocida en Italia como Lea Massari, con casi 15 pétalos y corolas de 7 cm ligeramente perfumadas, rojo bermellón con corazón amarillo, sorprende por la gran resistencia a las enfermedades y a la floración precoz, que en la GEVES ha aparecido un par de semanas antes que la media.

Pero el gran triunfo es la mutación trepadora de Rimosa o Gold Bunny (Meigronuri), un Floribunda amarilla de 1979. Rebautizada Grimpant Rimosa o Grimpant Gold Bunny (Meigro-Nurisar), se distingue por el delicado perfume, una floración precoz y la excepcional abundancia de sus corolas luminosas, de 8 cm de diámetro, ricas de 35-40 pétalos.

Obtuvo una medalla de oro en Baden-Baden, y según Jacques Mouchotte, director de investigaciones de la Meilland, es la rosa amarilla sarmentosa más florífera del mundo.

© Giuseppe Mazza

La reproduccion, tambien parcial del texto y de las fotografias sin el permiso escrito del Autor està prohibida.

Modern roses, Roses modernes, Moderne Rosen, Rosales modernos, Rosa, Rosaceae,

Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants