Negaprion brevirostris

Familia : Carcharhinidae

 

 

Texto © Sebastiano Guido

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 67.6 KB
El Negaprion brevirostris está presente en el Atlántico y el Pacífico a lo largo de las costas de EE.UU. hasta casi Argentina y Ecuador. Grupos considerables existen también en las costas occidentales africanas desde Senegal a Costa de Marfil. Una especie muy similar, el Negaprion acutidens, habita en el Indopacífico tropical © Sebastiano Guido

El Tiburón limón, también llamado Tiburón amarillo o Galano ( Negaprion brevirostris, Poey, 1868 ) pertenece a la subclase Elasmobranchii, peces con esqueleto cartilaginoso, al orden Carcharhiniformes y a la familia Carcharhinidae, cuya aleta dorsal carece de espinas mientras que la cola presenta un lóbulo superior mucho más desarrollado que el inferior.

Al igual que todos los Carcharhiniformes presenta una membrana nictitante sobre los ojos, cinco hendiduras branquiales, un par de aletas dorsales y una aleta anal.

El nombre del género deriva de la palabra en latín “negatio” = negación y la griega “prion” = sierra, en referencia a los dientes, que no presentan bordes aserrados; mientras que el epíteto específico, brevirostris nos indica en latín que tiene el morro corto. El nombre vulgar de tiburón limón hace referencia al color tendiente al amarillo presente sobre gran parte del animal.

JPEG - 65.8 KB
De hasta 3,4 m de largo, vive en aguas costeras, incluyendo las aguas salobres de desembocaduras de ríos que remonta esporádicamente durante un corto tramo © Sebastiano Guido

Zoogeografía

Está presente a lo largo de las costas occidentales y orientales de los Estados Unidos, descendiendo en el Atlántico desde Nueva Jersey hasta casi Argentina, mientras que en el Pacífico se extiende desde California hasta Ecuador. Existen grupos consistentes también en las costas occidentales africanas desde Senegal hasta Costa de Marfil. Una población muy parecida, caracterizada por dientes más acuminados y finos, el Tiburón segador ( Negaprion acutidens - Rüppell, 1837 ) está presente en el Indopacífico tropical. Ambas especies prefieren aguas poco profundas, de la superficie hasta los 90 m de profundidad.

Ecología-Hábitat

El Negaprion brevirostris vive en aguas costeras templadas y tropicales, incluidas las aguas salobres y los manglares, donde pasa sus estadios juveniles, con esporádicas y breves incursiones en ríos, donde residirá durante tiempos limitados.

JPEG - 99.2 KB
Puede atacar, pero en general es indiferente hacia los submarinistas, más con la barriga llena, cuando se para a descansar en fondos arenosos © Sebastiano Guido
JPEG - 110.8 KB
He aquí un retrato. Ojo claro con pupila vertical, doble fila de dientes y numerosas ampollas de Lorenzini para detectar los campos electromagnéticos de las presas © Sebastiano Guido

El rango de profundidades que frecuenta va de los 0 a los 90 m, prefiriendo fondos arenosos, donde caza los animales típicos del hábitat, como peces planos y rayas. Frecuentemente, en zonas poco perturbadas, puede encontrarse en bancos numerosos que cortan con sus aletas la superficie.

Morfofisiología

La longitud media es de alrededor de 2,4 m, midiendo 3,4 m el ejemplar más largo encontrado con un peso de 183 kg.

Lo que principalmente nos permite identificarlo al encontrarlo bajo el agua es una cierta corpulencia de la parte anterior que contrasta con una más delgada parte terminal del cuerpo, donde la segunda aleta dorsal es casi del mismo tamaño que la primera.

JPEG - 130.6 KB
Nada a menudo en grupo, de los 0 a los 90 m de profundidad. En zonas poco perturbadas puede encontrarse en bancos numerosos que cortan con sus aletas la superficie © Sebastiano Guido

El ojo es claro, con pupila vertical, situado en una posición muy anterior sobre el morro en el que, a todo su alrededor, abundan las ampollas de Lorenzini que le sirven para detectar los campos electromagnéticos producidos por las presas potenciales. La boca, de tamaño proporcional al ancho morro, presenta una doble fila de dientes delgados y aguzados orientados hacia delante comparables, aunque ciertamente menos amenazadores, a los que abundan en la sonrisa del Tiburón toro ( Carcharias taurus ).

El cuerpo, rechoncho en la parte anterior y esbelto en la anterior, presenta un dorso oscuro con un tono amarillento predominante que se aclara poco a poco por los flancos hasta alcanzar la cara ventral, de color blanco crema Dos largas aletas pectorales con borde oscuro están situadas justo debajo de las branquias y sostienen un cuerpo que tendería a ser hundido por las sacudidas del largo lóbulo superior de la cola. El pedúnculo caudal se estrecha discretamente con respecto al cuerpo. Poco antes de su comienzo emergen especularmente la segunda aleta dorsal, de tamaño casi igual al de la primera, y la aleta anal.

JPEG - 119.1 KB
Banco en inmersión. Se alimentan principalmente de peces, con preferencia por los peces planos, las rayas y otros habitantes de los fondos arenosos © Sebastiano Guido

Sobre el dorso, en posición bastante atrasada, domina la robusta primera aleta dorsal. La cola es heterocerca, con el lóbulo superior muy largo.

Etología-Biología reproductiva

Aunque no es considerado un devorador de hombres, a veces puede atacar por curiosidad. Con los submarinistas se muestra habitualmente indiferente, aproximándose quizás para ponernos a prueba, y a veces puede atacar, pero basta con apoyarse sobre la punta de su morro para hacerlo pasar por debajo del cuerpo y hacerle renunciar al ataque.

Se alimenta principalmente de peces y en menor medida de crustáceos y moluscos que logra desencovar de debajo de la arena. Frecuentemente gusta de parar en grupos numerosos sobre los fondos arenosos, donde a veces puede encontrarse tumbado. En estas circunstancias, una submarinista que se le acerque con mucha tranquilidad y manteniendo la respiración tiene buenas posibilidades de hacerle un macro del morro.

JPEG - 97.9 KB
Aquí tenemos uno descansando sobre el fondo. Mecido por las olas, casi parece sonreír, mientras las rémoras se recrean sobre su piel © Sebastiano Guido

El apareamiento (siempre en aguas someras y en régimen de poliandria) y la subsiguiente gestación llevan al nacimiento de un número limitado de crías (una decena de media) que la hembra, vivípara placentada, parirá tras 10 o 12 meses. Los jóvenes, tan pronto nacen, miden ya alrededor de 60 cm y frecuentan los manglares de aguas someras hasta alcanzar dimensiones que aseguren más su incolumidad.

Su población está en brusca regresión por la bárbara práctica del cercenamiento de aletas de tiburón así como por la utilización de su carne, su cuero y el aceite extraído de su hígado. La resiliencia de la especie es muy baja y el tiempo de duplicación de la población puede superar los 14 años. El índice de vulnerabilidad es, en consecuencia, muy alto, de 87 (2017) en una escala de 100.

Sinónimos

Hypoprion brevirostris - Poey, 1868.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Chondrichthyes, los PECES CARTILAGINOSOS clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/negaprion_brevirostris_c_sebastiano_guido
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants