Nenga pumila var. pachystachya

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 310.3 KB
Originaria de las selvas lluviosas y los bordes interiores de los manglares de Borneo, la espléndida Nenga pumila var. pachystachya alcanza los 5 m de altura. Elegante y fácil de cultivar, incluso en maceta © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Borneo, Malasia peninsular, Singapur, Sumatra y Tailandia peninsular, lugares en los que vive en los bordes interiores de los manglares o en el sotobosque de las selvas lluviosas hasta alrededor de los 1000 m de altitud.

El nombre del género deriva del nombre local javanés “nenge” o “niang-nieng”; el epíteto específico es el adjetivo latino “pumilus, a, um” = enano; y el de la variedad es la combinación del adjetivo griego “παχύς” (pachýs) = grueso y el sustantivo “στάχυς” (stáchys) = espiga, en referencia a sus inflorescencias.

Nombres comunes: pinang horaiung (Borneo); pinang muring (Malasia peninsular); pinang hutan, pinang unoo (Singapur); kajoe djambe (Sumatra); kache (Tailandia).

La Nenga pumila var. pachystachya (Blume) Fernando (1983) es una palmera monoica cespitosa, inerme, con tallos erectos, de entre 3 y 5 m de altura y de 3 a 6 cm de diámetro, de color verde brillante en las partes más jóvenes, marrón en las más viejas, sobre las que se evidencian los anillos de las cicatrices foliares distanciados alrededor de 10 cm entre sí; a veces muestra en su base raíces aéreas de tipo zanco. Las hojas, sobre un peciolo de entre 4 y 50 cm de largo, son pinnadas, de hasta alrededor de 2 m de longitud, con pínulas lineares o sigmoideas con ápice puntiagudo y dispuestas regularmente sobre el raquis, de hasta 70 cm de longitud y entre 2 y 3 cm de anchura en su parte media, de color verde intenso y brillante en el haz, más claro en el envés. Las bases foliares envuelven por completo el tallo en una longitud de entre 35 y 60 cm, formando una suerte de capitel tubular de superficie lisa de color entre verde brillante y marrón. Inflorescencias ramificadas bajo las hojas (infrafoliares) generalmente péndulas, con pedúnculo y raquis cortos y entre 2 y 4 raquillas, de entre 20 y 45 cm de longitud, que portan flores unisexuales dispuestas en tríadas (una flor femenina en medio de dos flores masculinas), excepto en la parte terminal, donde solo hay flores masculinas. Las flores son dimorfas, triangulares las masculinas, con sépalos de entre 9 y 13 mm de longitud y pétalos de alrededor de 6 mm de longitud; globosas las femeninas, con sépalos y pétalos de alrededor de 4 mm de longitud. Frutos de oblongos a ovoideo-elipsoidales, de entre 2,4 y 3 cm de longitud y de 1 a 1,5 cm de diámetro, con estigma prominente trilobulado en el ápice, de color inicialmente verde, después rojo intenso y brillantes cuando maduran, conteniendo una sola semilla ovoide, de entre 1 y 1,5 cm de longitud y alrededor de 0,8 cm de diámetro, con ápice puntiagudo.

Se distingue de la Nenga pumila (Blume) H.Wendl. (1878), originaria de Java, por los frutos, que en esta última son de color rojo-anaranjados y más pequeños, alrededor de 2 cm de longitud y 0,9 cm de diámetro, con estigma circular en su ápice.

Se reproduce por semilla, en sustrato con buen drenaje abundante en materia orgánica y mantenido húmedo a una temperatura de entre 26 y 28 ºC, con un tiempo de germinación de entre 2 y 3 meses.

Se trata de una especie muy decorativa por su follaje elegante y las vistosas infrutescencias, utilizable en parques y jardines, incluso de pequeñas dimensiones, en las regiones de clima tropical y subtropical húmedo, pudiéndose intentar su cultivo en las templado-cálidas más suaves en las que temperaturas inferiores a +10 ºC sean excepciones de breve duración, en un lugar resguardado y húmedo. Requiere preferentemente una posición ligeramente sombreada, aunque soporta el pleno sol, y suelos que drenen bien mantenidos constantemente húmedos. Por su reducido tamaño es también una óptima especie para cultivar en maceta para decorar espacios abiertos, allí donde el clima lo permite, o jardines de invierno, porches e interiores luminosos, en sustrato fértil con añadidos de arena o perlita en un 30 %, con temperaturas mínimas invernales no inferiores a 16 ºC. Los riegos deben ser regulares de forma que el sustrato permanezca siempre húmedo, pero sin encharcamientos, y las fertilizaciones, de primavera a otoño, deben ser efectuadas preferiblemente con productos hidrosolubles equilibrados con oligoelementos.

Sinónimos: Pinanga nenga var. pachystachya Blume (1839); Nenga intermedia Becc. (1885); Nenga schefferiana Becc. (1985); Nenga wendlandiana f. hexapetala Becc. (1889); Nenga wendlandiana var. malaccensis Becc. (1889).

 

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/n-80-1_nenga_pumila_var._pachystachya
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants