Odonus niger

Familia : Balistidae

 

GIF - 5.6 KB

 

Texto © Giuseppe Mazza

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 130.5 KB
El Odonus niger tiene ojos independientes y sólidos dientes que se ponen rojos © Giuseppe Mazza

El Pez ballesta azul, también conocido como Pez ballesta negro o Pejepuerco dentirrojo ( Odonus niger - Rüppell, 1836) pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al orden de los Tetraodontiformes y a la familia Balistidae, lo denominados peces ballesta o pejepuercos.

El nombre del género deriva del griego “odous” = diente y “onos” = asno. Un pez con dientes de asno, en resumen; un homenaje a los robustos dientes afilados con los que corta las esponjas y que no duda en usar para morder si se ve amenazado.

El epíteto específico viene del latín “niger” = negro, por el color oscuro, azul-purpúreo, que en la penumbra de las profundidades parece casi negro.

Zoogeografía

Habita en las aguas tropicales del océano Índico y del Pacífico. Lo encontramos, a título indicativo, a lo largo de toda la costa africana, desde Sudáfrica y Madagascar hasta el mar Rojo y el mar Arábigo, en las islas Seychelles, Mauricio, Reunión, Maldivas, India, Sri Lanka, Tailandia, Malasia, isla de Navidad, Australia, Indonesia, Nueva Guinea, Micronesia, Filipinas, Taiwán, China y el sur de Japón. Hacia el este ha llegado hasta Kiribati, Samoa y las islas Marquesas. Hacia el sur alcanza Nueva Caledonia y Tonga.

Ecología-Hábitat

Vive en las formaciones coralinas entre los 4 y los 40 m de profundidad, generalmente en el lado externo del arrecife, en el corazón de las corrientes ricas en zooplancton, donde se alimenta a menudo en bancos dando prueba de una excepcionalidad natatoria. En caso de peligro y para pasar la noche se acerca a la costa, refugiándose en las grietas de las rocas y entre las madréporas.

Morfofisiología

El pez ballesta azul puede alcanzar los 50 cm pero, por lo general, especialmente en los acuarios, no supera los 30 cm. El cuerpo está comprimido lateralmente, protegido como todos los peces ballesta por un sólido revestimiento de escamas óseas, y los ojos, colocados en alto en la cabeza, son independientes entre sí en lo que a movimiento se refiere permitiéndole una visión de campo muy amplio.

JPEG - 65.9 KB
A primera vista, en la penumbra de los fondos, parece negro, pero iluminado muestra colores insospechados © Giuseppe Mazza

En el dorso se observa el característico gatillo eréctil formado por tres espinas. Está a menudo plegado en un hueco a medida, pero el pez puede accionarlo y bloquearlo en posición erecta con propósitos de amenaza o de defensa. Aunque es menos vistoso en comparación con los de otros peces ballesta ejerce de igual forma funciones disuasivas hacia los depredadores, permaneciendo abierto incluso cuando el animal muere, por lo que puede provocar heridas a quien lo trague.

La segunda aleta dorsal, amplia y extremadamente móvil, cuanta con entre 33 y 36 radios blandos y es casi simétrica a la anal, que es un poco más corta, presentando de 28 a 31 radios. Las pectorales portan 15 o 16 radios inermes, las ventrales están reducidas a una pequeña banda y la caudal es de forma lunada con los márgenes muy alargados en los adultos.

La boca es robusta, armada de sólidos incisivos que recrecen rápidamente en caso de rotura. Al principio son blancos, pero después asumen tintes rojizos, de donde le viene uno de los nombres comunes españoles de “pejepuerco dentirrojo” o el inglés de “Red-toothed triggerfish”. Estos dientes sirven par mordisquear las esponjas, pero también para defenderse con profundas mordeduras.

La librea es una mezcla de azul, morado, verde y turquesa, según la zona, la edad, el humor del pez y, sobre todo, la iluminación. La garganta es en cualquier caso más clara con unos trazos de color azul eléctrico que se hacen continuos en torno a los labios para después extenderse hacia lo alto con dos líneas paralelas que alcanzan el ojo. Este, bien camuflado, se encuentra prácticamente en mitad de las dos zonas de color. El cuerpo muestra un relieve granuloso muy decorativo y las aletas muestran un elegante borde claro.

JPEG - 77.5 KB
Por la espléndida librea azul, morada, verde y turquesa es una presa codiciada por los acuariófilos © Giuseppe Mazza

No debe sorprendernos, por tanto, que el pez ballesta azul sea un huésped frecuente en los acuarios, donde vive largo tiempo si las dimensiones del tanque son adecuadas y lso parámetros del agua correctos.

Etología-Biología Reproductiva

Se alimenta de zooplancton y esponjas, pero probablemente también de pequeños crustáceos, ya que en la naturaleza inspecciona ávidamente los grandes bloques de piedra y los acuarios los come sin problemas.

Los huevos son puestos en un nido escavado en la arena, donde tiene lugar la fecundación. Los pequeños, tras los estadios larvarios, crecen, como muchas especies, entre las intrincadas madréporas.

El pez ballesta azul cae a menudo en las redes de los pescadores y es consumido fresco o desecado. Después está la caza de los jóvenes para los acuarios domésticos, y aunque no es actualmente una especie en peligro debe ser sometida a un cierto control. Teóricamente las poblaciones podrían duplicarse en entre 1,4 y 4,4 años, pero el índice de vulnerabilidad ha subido ya a 39 en una escala de 100.

Sinónimos

Balistes erythrodon - Günther, 1870; Odonus erythrodon - Günther, 1870; Xenodon niger - Rüppell, 1836.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_O-20-3_Odonus_niger
_O-20-5_Odonus_niger
_O-20-6_Odonus_niger
_O-20-7_Odonus_niger
_O-20-8_Odonus_niger
_O-20-9_Odonus_niger
_O-20-10_Odonus_niger
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants