Pangium edule

Familia : Achariaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

   

JPEG - 316.8 KB
El Pangium edule es un árbol alto hasta 40 m originario de Filipinas, Micronesia, Papúa Nueva Guinea y Vanuatu.
Especie muy venenosa, especialmente las semillas, comestibles luego de un largo tratamiento © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de Filipinas, Indonesia, Malasia, Micronesia (Yap), Papúa Nueva Guinea y Vanuatu donde vive en las forestas pluviales y a los largo de los dursos de agua, desde el nivel del mar, al abrigo de los mangles, hasta cerca los 1000 m de altitud.

El nombre del género deriva de uno de los nombres locales, “panagi”, en uso en Malasia; el nombre de la especie es el adjetivo latino “edulis, e”= comestible, con referencia a las semillas.

Nombres comunes : football fruit (inglese); pukung, pakem (Java); buah keluak (Indonesia); kepayang, pangi (Malasia); ariaml (Palauan); rumrum, suete (Papua Nueva Guinea); peyang, kapayang, kapekong, simuang (Sumatra); nalake, vangge (Vanuatu).

El Pangium edule Reinw. (1828) es un árbol alto hasta cerca 40 m, en los ejemplares más viejos en la naturaleza, con tronco, hasta de 1 m de diámetro, de corteza gris oscura, ligeramente fisurada longitudinal- mente, y copa densa piramidal. Las hojas, sobre un pecíolo largo 15 cm, están dispuestas en espiral, cordado-ovadas o casi redondas con ápice acuminado y margen entero, largas 15-40 cm y anchas 10-25 cm, de color verde intenso brillante.

La especie es polígamo-dioica, con inflorescencias masculinas y feme- ninas sobre individuos diversos, pero con inflorescencias masculinas que pueden tener una o dos flores hermafroditas. Las flores masculinas están reunidas en racimos axilares con cáliz constituido por 2-3 sépalos, cóncavos, coriáceos y recubiertos por una pelusa rojiza, corola con 5-7 pétalos oblongo-ovados, largos cerca 2 cm, de color verduzco, y 20-25 estambres. Flores femeninas, sobre un pedúnculo largo 7-8 cm, normalmente solitarios, axilares, prácticamente iguales a las masculinas, pero con estambres estériles. Los frutos son cápsulas indehiscente de ovoides a piriformes, largas 15-28 cm, recubiertas por una densa pelusa marrón conteniendo numerosas semillas prácticamente ovoides, de cerca 5 cm de largo y 2,5 cm de diámetro, recubiertas por un arillo carnoso blanco crema, altamente venenosos.

Se reproduce por semilla, preventivamente sumergidas en agua tibia por un día, en sustrato orgánico drenante mantenido húmedo a 26-28 ºC de temperatura, con tiempos de germinación de 20-40 días y primera fructificación a partir del décimo año de edad. Especie cultivable exclusivamente en las regiones tropicales y subtropicales con elevadas precipitaciones anuales, requiere pleno sol, excepto en las fases iniciales cuando es sensible a la excesiva insolación, y suelos drenantes de ligeramente ácidos a neutros, mantenidos constantemente húmedos. En otros climas puede ser cultivada en grandes contenedores, para ser reparada en invernaderos o jardines de invierno particularmente luminosos, con temperaturas mínimas invernales no inferiores a 16 ºC y elevada humedad ambiental.

Todas las partes de la plantas son muy venenosas, en particular las semillas, por la elevada presencia de un glucósido cianogénico (ginocardina). A pesar de esto, y el largo proceso al que se deben someter para ser consumidos con seguridad, sus semillas han tenido un gran rol en la alimentación de las poblaciones locales, y son aún un importante ingrediente de algunas comidas características, por tal motivo la especie ha sido a menudo cultivada en proximidad de las poblaciones.

El tratamiento para eliminar la sustancia tóxica prevé la eliminación de la membrana que circunda a la semilla y repetidos lavados y cocción; uno de los más usados consiste en el repetido lavado en agua corriente, prolongada ebullición, fermentación por 40 días en un pozo cubierto de cenizas y recubierta de tierra y hojas de plátano, y otra cocción posterior, una preparación inadecuada puede ser fatal.

Por sus propiedades antisépticas las hojas y las semilla molidas son aún utilizadas por algunas poblaciones aisladas para la conservación de la carne y de los peces, semillas y corteza son localmente empleadas para aturdir a los peces y capturarlos fácilmente. El aceite obtenido de las semillas utilizado en el pasado para cocinar y para la iluminación, tiene finalmente prometedoras características como biocombustible.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/p-572-1_pangium_edule
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants