Papilionanthe tricuspidata

Familia : Orchidaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

   

JPEG - 59.6 KB
Especie rara, prácticamente desconocida en cultivación, la Papilionanthe tricuspidata es endémica de las Islas Menores de la Sonda. Tiene flores de cerca 6 cm de diámetro que se abren en sucesión © Giuseppe Mazza

La especie es endémica de la Islas Menores de la Sonda donde crece epífita en forestas abiertas en bajas altitudes.

El nombre del género es la combinación del sustantivo latino “Papilio, onis” = mariposa y del griego “ἄνθος” (anthos) = flor, con obvia referencia; el nombre de la especie es la combinación del prefijo latino “tri” = tres y el adjetivo “cuspidatus, a, um” = cuspidato, dotado de punta, con referencia al labelo munido de tres puntas.

La Papilionanthe tricuspidata (J.J.Sm.) Garay (1974) es una especie epífita con tallos cilíndricos ramificados provistos de largas raíces aéreas y hojas cilíndricas, alternas, dísticas, ascendentes, largas 12-15 cm, con un brusco y ligero plegado en las proximidades del ápice.

Inflorescencias racemosas laterales opuestas a las hojas, largas 15-30 cm, llevando algunas flores de cerca 6 cm de diámetro, que se abren en sucesión, con sépalos ovado-elípticos con ápice redondeado de color blanco matizado de rosa, pétalos prácticamente orbiculares retorcidos en la base, del mismo color que los sépalos o ligeramente más intenso, labelo trilobado de color amarillo anaranjado punteado de rojo, con lóbulos laterales oblongos con ápice en punta, divergentes a los lados de la columna, y lóbulo mediano con tres características puntas recurvas hacia lo alto del ápice.

Se reproduce por semilla, in vitro, y a nivel aficionados cortando una ramificación, si tuviera, provista de hojas y raíces o dividiendo el tallo en dos partes, con cada parte provista de hojas y raíces, la parte cortada se coloca en una maceta con corteza de mediano tamaño, ligada a un tutor, y puesta, junto a la planta madre, en un ambiente con elevada humedad atmosférica y temperatura, 24-28 ºC; la parte basal producirá una nueva vegetación desde una yema dormida.

Especie rara y prácticamente desconocida en cultivación de flores particularmente atrayentes de larga duración, necesita una exposición en pleno sol para grecer y florecer, elevadas temperaturas, 24-32 ºC y humedad, 70-85%, con un constante movimiento de aire. Requiere frecuentes y abundantes riegos y nebulizaciones, efectuadas por la mañana para permitir a la planta secarse antes de la noche, utlizando agua de lluvia, desmineralizada o de ósmosis inversa. Las fertilizaciones, oportunamente alternadas con los riegos para evitar acumulación de sales en las raíces, se deben realizar con productos balanceados hidrosolubles, con microelementos, mitad de la dosis aconsejada por el productor.

Como otras Papilionanthe y muchas Vanda puede ser cultivada en canastos suspendidos, sin ningún sustrato, de manera tal de permitir a las raíces crecer libremente, o en macetas con compuesto particularmente drenante que puede estar constituido por corteza (bark) y pedazos de carbón de 3-4 cm. Las raíces no aman ser molestadas, por lo tanto trasplantas o cambios de maceta se deberán efectuar cuando sea estrictamente necesario, mojando preventivamente las raíces para que estén menos frágiles y más flexibles.

La especie está inscripta en el apéndice II de la CITES (especie para la cual el comercio está reglamentado a nivel internacional).

Sinónimos: Vanda tricuspidata J.J.Sm. (1913) J.J.Sm. (1913).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ORCHIDACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/p-563-1_papilionanthe_tricuspidata
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants