Plectranthus scutellarioides

Familia : Lamiaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 100.4 KB
La flor del Plectranthus scutellarioides recuerda que es una labiada © Mazza

La especie es originaria de Australia (Australia Occidental, Queensland, y Territorio del Norte), Camboya, China, (Fujian, Guangdonf y Guangxi) Filipinas, India, Indonesia, Islas Salomón, Laos, Malasia, Myanmar, Papua Nueva Guinea, Sri Lanka, Taiwán, Tailandia, y Vietnam, donde crece en las forestas pluviales y monzónicas.

El nombre del género es la combinación de los términos griegos “pléctron” = espolón y “anthos” = flor, con referencia a la forma de la flor que posteriormente tiene una prolongación en forma de espolón.

El nombre de la especie deriva de la combinación de Scutellaria, especie perteneciente a la misma familia botánica, y por el sufijo “-oeidḗs”, da êidos” = forma, aspecto, o sea, similar a una Scutellaria.

Nombres comunes: coleus, flame netle, Jacob’s coat, painted nettle (inglés); coleo, coleus (italiano); vieux garçon (frances); cóleus, coléus de Java, coração magoado (portugués); cóleo, coleus, cretona, goleo, macho, nene, tocador, verguenza (español); buntblatt, buntnessel (alemán).

Il Plectranthus scutellarioides (L.) R.Br. (1810) es una especie herbácea perenne siempre verde con tallos en secciones más bien cuadrangulares, altos hasta cerca 90 cm erectos o ascendentes y huecos.

En su tallo, ramas, pecíolos y lámina foliar están presentes minúsculos pelos translúcidos.

Las hojas, muy variables en cuanto a forma, dimensión y color, son opuestas, de forma generalmente ovada con márgenes dentados, de 4-14 cm de largo.

La página es aterciopelada, en la parte inferior están presente minúsculas glándulas amarillentas.

Las inflorescencias en cimas terminales, largas hasta 50 cm, llevan flores con corola larga cerca 1,2 cm, bilabiada, labio superior obtuso trífido, de color blanco o azul pálido, el inferior agudo semi bífido, de color azul violeta.

En la superficie externa de la corola están presentes numerosas glándulas y minúsculos pelos.

El fruto es el típico de las Lamiaceae, subdividido en su madurez en cuatro aquenios (frutos secos indehiscentes conteniendo una sola semilla) ovoides largos cerca 1 mm.

Se reproduce por semilla en primavera en sustrato turboso y arena en partes iguales, cubierto por un sutil estrato, con humedad constante y a una temperatura de 20-24 ºC.

JPEG - 113.7 KB
Nacida para las forestas tropicales se adapta también a jardines templados y a los hogares © Giuseppe Mazza

La reproducción por esqueje es extremadamente fácil, se puede efectuar en primavera o verano con porciones apicales de 7-10 cm de largo sin las hojas, excepto las últimas dos, con el mismo sustrato y condiciones previstas para la siembra.

Enraíza fácilmente también en agua.

La primer planta ha sido introducida en Europa por Giava en 1851 y se ha transformado en breve tiempo popularísima, no sólo por la amplia variedad de colores y variegaciones de las hojas, sino también por la facilidad de reproducción por esqueje.

Puede ser utilizada como planta de jardín, para borduras, manchas de colores y cobre suelos, en las zonas de clima tropical, subtropical y marginalmente templado cálido, donde las temperaturas próximas a 0 ºC son una excepción de breve duración, en posición reparada.

Puede soportar pleno sol, pero es preferible luz solar filtrada o ligera sombra; no es particularmente exigente en cuanto a suelo, siempre que sea bien drenado y mantenido constantemente húmedo en verano.

Donde el clima no consiente la cultivación permanente al aire libre puede ser cultivada como anual partiendo de semilla o esqueje.

Popularísima como planta de interior por más de un siglo, en los últimos años su uso ha sufrido un ligero decaimiento por la masiva oferta de innumerables nuevas especies y variedades.

JPEG - 150.6 KB
El tallo es a sección cuadrada, y de la cultivación de las células se obtiene el ácido rosmarinico © Giuseppe Mazza

En apartamento se cultiva en posición muy luminosa sobre un sustrato rico en humus con agregado de arena por un 30% para mejorar el drenaje, los riegos deben ser abundantes en verano, pero sin encharcamientos que pueden provocar letales podredumbres, moderados en invierno, y las temperaturas superiores a 16 °C.

Con el fin de mantenerla mejor se debe podar periódicamente para evitar que los tallos se alarguen excesivamente y para estimular la formación de nuevos, para una forma más compacta.

Las inflorescencias, de escaso valor ornamental, se deben cortar cuando aparecen, para no quitar nutrimento.

Luego de algunos años puede ser útil renovar la planta.

Es fácilmente sujeta a ataque de cochinillas y áfidos, y por lo tanto se debe controlar periódicamente para poder intervenir prontamente

En la planta está presente el ácido rosmarínico que representa una defensa contra enfermedades producidas por hongos o parásitos, esta sustancia está considerada farmacológicamente un antibacteriano, anti-inflamatorio y antioxidante.

JPEG - 149.4 KB
Las variantes de color son innumerables, como los sinónimos © Giuseppe Mazza

En el plano comercial, cultivarla para este fin no es conveniente, pero parece en cambio muy prometedor la producción de ácido rosmarínico a partir del cultivo de sus células, con un rendimiento muy mayor, cerca 20 veces, de la que se obtendría extrayéndolo directamente de la planta.

Sinónimos: Ocimum scutellarioides L. (1763); Germanea nudiflora Poir. (1778); Plectranthus nudiflorus (Poir.) Willd. (1800); Plectranthus aromaticus Roxb. (1814); Ocimum peltatum Schweigg. ex Schrank (1822); Plectranthus ingratus Blume (1826); Plectranthus laciniatus Blume (1826); Plectranthus scutellarioides Blume (1826); Coleus atropurpureus Benth. (1830); Coleus scutellarioides (L.) Benth. (1830); Coleus acuminatus Benth. (1831); Coleus blumei Benth. (1832); Coleus grandifolius Benth. (1832); Coleus ingratus (Blume) Benth. (1832); Coleus laciniatus (Blume) Benth. (1832); Coleus multiflorus Benth. (1832); Coleus secundiflorus Benth. (1832); Coleus grandifolius Blanco (1837); Coleus pumilus Blanco (1837); Coleus blancoi Benth. (1848); Perilla nankinensis Wender. (1859); Coleus verschaffeltii Lem. (1861); Coleus petersianus Vatke (1876); Majana acuminata (Benth.) Kuntze (1891); Majana blancoi (Benth.) Kuntze (1891); Majana grandifolia (Benth.) Kuntze (1891); Majana multiflora (Benth.) Kuntze (1891); Majana pumila (Blanco) Kuntze (1891); Majana scutellariodes (L.) Kuntze (1891); Majana secundiflora (Benth.) Kuntze (1891); Coleus gaudichaudii Briq. (1898); Coleus igolotorum Briq. (1898); Coleus savannicola K.Schum. (1900); Coleus formosanus Hayata (1906); Coleus pubescens Merr. (1909); Coleus crispipilus (Merr.) Merr. (1910); Coleus zschokkei Merr. (1910); Solenostemon blumei (Benth.) M.Gómez (1914); Coleus integrifolius Elmer (1915); Coleus gibbsiae S.Moore (1917); Coleus rehneltianus A. Berger (1917); Coleus hybridus Cobeau (1928); Plectranthus blumei (Benth.) Launert (1968); Solenostemon scutellarioides (L.) Codd (1975); Calchas acuminatus (Benth.) P.V.Heath (1996); Calchas crispipilus (Merr.) P.V.Heath (1996); Calchas atropurpureus (Benth.) P.V.Heath (1997); Calchas scutellarioides (L.) P.V.Heath (1999).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las LAMIACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_C-87-15_Coleus_blumei
_C-87-19_Coleus_blumei
_C-87-20_Coleus_blumei
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants