Pterapogon kauderni

Familia : Apogonidae

 

GIF - 5.6 KB

 

Texto © Giuseppe Mazza

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 71.3 KB
Caso raro entre los peces marinos, el Pterapogon kauderni es endémico de las islas Banggai © G. Mazza

El Cardenal de Banggai ( Pterapogon kauderni - Koumans, 1933 ) pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con las aletas radiadas, al orden de los Perciformes y a la familia Apogonidae, que incluye a más de 200 especies que habitan en los mares tropicales, con algunas excepciones, como el Apogon imberbis del Mediterráneo o las especies pertenecientes al género Glossamia, que son peces de agua dulce.

La etimología del género viene de “pteron” = ala y del famoso género Apogon. Se trata, en resumen, de un Apogon con alas, en referencia a las largas aletas.

El epíteto específico honra la memoria del científico Walter A. Kaudern (1881-1942), director del museo Etnográfico de Gotemburgo, que en una expedición a Indonesia recogió junto a las costas de las islas Banggai dos ejemplares de este pez.

Zoogeografía

Es endémico de las islas Banggai en Indonesia: raro ejemplo de pez marino con una distribución geográfica extremadamente limitada.

Parece que apenas son 34 km2, según los estudios de Vagelli en 2005.

Ecología-Hábitat

Vive en aguas calmas, muy someras, entre los 0,5 y los 6 m de profundidad, aunque por lo general se encuentra en torno a los 2 m. Prefiere las formaciones coralinas, pero en el 30 % de los casos habita en las praderas de fanerógamas marinas como la Enhalus acoroides y puede habitar también en fondos arenosos, en manglares y en los puertos.

Morfofisiología

El Pterapogon kauderni alcanza como máximo los 7 u 8 cm de longitud, incluyendo la larga aleta caudal.

El cuerpo es ciertamente comprimido, como en el género Sphaeramia, y también el dorso muestra dos aletas. La primera es triangular, armada con 8 radios espinosos; la segunda, larguísima cuenta con 14 radios blandos. La aleta anal, con 2 radios espinosos y 13 blandos, es de tamaños similar a las ventrales, que recuerdan un poco a las del Sphaeramia nematoptera. Las pectorales presente 13 o 14 radios inermes y la caudal es profundamente hendida.

JPEG - 80.8 KB
Víctima de la pesca insensata para el mercado acuariológico se trata de una especie en peligro © Giuseppe Mazza

La librea es inconfundible. El cuerpo presenta tres bandas negras verticales: la primera, como a menudo ocurre, está a la altura del ojo, la segunda cubre la mitad de la primera dorsal y la tercera, que se extiende sobre la anal, está a la altura de la segunda dorsal. Están embellecidas por finos bordes blancos que definen mejor los contornos sobre el cuerpo gris plateado, también decorado, en la parte central, por un moteado blanco.

Dos pinceladas negras horizontales se dirigen hacia el pedúnculo caudal prolongándose por los extremos de la aleta con un motivo a puntos blancos, presente también en la segunda dorsal, en la anal parcialmente traslúcida y en las ventrales negras, elegantísimas, como un cielo estrellado. Las aletas pectorales son, por el contrario, transparentes.

La mandíbula se abre hacia abajo y los machos tienen una garganta extensible para proteger los huevos y las crías.

Etología-Biología reproductiva

El cardenal de Banggai vive en pequeños bancos que, a diferencia de otros Apogonidae, son activos durante el día. Cazan principalmente crustáceos y pececillos planctónicos.

A la mínima señal de peligro se refugian entre las larguísimas espinas de erizos de mar tropicales, como el Diadema setosum, entre las intrincadas ramas de madréporas de los géneros Acropora, Anacropora y Goniopora, o entre las bifurcaciones espinosas de Echinopora horrida, Heliofungia actiniformis, Montipora digitata o Seriotopora hystrix. Como los Amphiprion, los jóvenes a menudo se refugian entre los tentáculos urticantes de anémonas del género Actinodendron así como en otras especies como Entacmaea quadricolor, Heteractis crispa, Macrodactyla doreensis o Stichodactyla haddoni.

En el período reproductivo se forman parejas, que cuidan celosamente un territorio. El apareamiento ocurre por lo general en la tarde que precede al plenilunio. La hembra, mediante un breve cortejo, hace saber al macho que es el momento de ponerse en acción y libera entre 40 y 75 huevos de entre 2,5 y 3 mm. La mitad se pierde y no son fecundados, pero el resto eclosiona al abrigo de la boca del cónyuge tras tres semanas de incubación. Los pequeños son mantenidos en la boca durante 10 días más, hasta que hayan consumido el vitelo y miden entre 5 y 6 mm. Es entonces el momento de liberarlos en un lugar seguro, por ejemplo entre las espinas de un erizo.

El Pterapogon kauderni se reproduce también en cautividad pero, dada la facilidad de capturarlo y visto que el transporte aéreo cuesta poco al ser de pequeño tamaño, los arrecifes son degradados al pescar sin escrúpulos esta especie para el comercio acuariológico. En las áreas protegidas sus poblaciones toman entre 1,4 y 4,4 años en duplicarse, pero en general sus efectivos están en neto declive y dado que se trata de una especie endémica los biólogos de la Red List la han colocado entre las consideradas en peligro de extinción.

El índice de vulnerabilidad de esta especie es actualmente de 36 en una escala de 100.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_P-295-1_Pterapogon_kauderni
_P-295-2_Pterapogon_kauderni
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants