Rhinecanthus rectangulus

Familia : Balistidae

 

GIF - 5.6 KB

 

Texto © Giuseppe Mazza

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 60.6 KB
El Rhinecanthus rectangulus se reconoce por la mancha cuadrangular en los lados y la cuña caudal © Giuseppe Mazza

El estrafalario Pez ballesta de antifaz, o Pez ballesta de cuña negra ( Rhinecanthus rectangulus - Bloch & Schneider, 1801 ) pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al variopinto orden Tetraodontiformes y a la familia Balistidae, los denominados peces ballesta o pejepuercos. El nombre del género “Rhinecanthus” viene del griego “rhinos” = nariz, morro y de “akantha” = espina, en probable referencia a lo alargado que es su hocico para pertenecer a la familia Balistidae y a la espina dorsal.

El epíteto específico “rectangulus” evoca la presencia de una vistosa mancha negra rectangular en los flancos.

Zoogeografía

El pez ballesta de antifaz está presente en las aguas tropicales del Indopacífico, compartiéndolas con el más conocido Rhinecanthus aculeatus.

A título indicativo, lo encontramos desde Sudáfrica hasta Somalia y el mar Rojo, en las islas Seychelles, Mauricio, Reunión y Maldivas, en India, Australia, Indonesia, Nueva Guinea, Micronesia, Filipinas, Taiwán y el sur de Japón. Hacia el este habita en Samoa, las islas Marquesas y Hawaii. En el hemisferio sur ha colonizado Tonga, Nueva Caledonia y la isla de Lord Howe.

Ecología-Hábitat

Nada generalmente entre los 10 y los 20 m de profundidad, en un rango, por tanto, más restringido que el pez ballesta Picasso.

Morfofisiología

Puede alcanzar los 30 cm de longitud, pero por lo general rara vez supera los 15 o 20 cm. El hocico es alargado y el cuerpo, comprimido lateralmente, está protegido como en todos los peces ballesta por un sólido revestimiento de escamas óseas rugosas.

En el dorso presenta el típico gatillo formado por tres espinas, que el pez puede bloquear en posición erecta. La primera espina es, como siempre, larga y afilada y, dado que permanece extendido incluso tras la muerte del animal, puede provocar heridas y disuade a los agresores.

JPEG - 58 KB
Solitario y territorial, no tolera en el acuario a los de su misma especie © Giuseppe Mazza

Le sirve además al animal para, tras entrar en un refugio de abertura estrecha con el gatillo plegado, extenderlo ya dentro y dormir tranquilo, seguro de que no será llevado hacia fuera por las corrientes.

La segunda aleta dorsal presenta de 22 a 25 radios blandos y es simétrica a la anal, que cuenta con entre 20 y 22. Las pectorales tienen de 13 a 15 radios inermes, las ventrales están reducidas a una protuberancia puntiaguda y la caudal es redondeada en los jóvenes y casi truncada en los adultos.

La boca, pequeña aunque robusta, presenta sólidos dientes afilados, capaces de partir caparazones y madréporas.

Es en la librea donde se perciben las diferencias más destacadas con el pez ballesta Picasso. El color de fondo es igualmente claro en la parte inferior del cuerpo, hasta el rectángulo, pero mucho más colorido en la parte superior. La zona negra de los lados se prolonga hasta el ojo, reduciéndose a tres líneas en el dorso, donde se observan, como en el pez ballesta Picasso, cuatro zonas de color turquesa. En la base de las aletas pectorales destaca un pequeño arco roo, pero carece de los trazos naranjas hacia el morro y en el dorso, siendo reemplazados en la zona caudal por un característico dibujo en V, rotado hacia la cola, con el borde amarillo. La zona que queda, hacia el pedúnculo caudal, es casi negra en los adultos y presenta, como en la otra especie, unas espinas. En definitiva, se podría hablar de una cuña negra en la cola con bordes coloreados, de donde le viene el nombre común de Pez ballesta de cuña negra.

Debe, por último, señalarse que, como un camaleón, el pez ballesta de cuña negra puede cambiar la intensidad del color según las circunstancias. Cuando está asustado o duerme se aclara, mientras que el rango es evidenciado por tonos brillantes.

Etología-Biología reproductiva

La dieta es análoga a la del pez ballesta Picasso: equinodermos, crustáceos, ascidias, anélidos, esponjas, corales, foraminíferos y huevos. Devora también pequeños peces y sobre todo limpia el arrecife de algas y residuos.

Como el Rhinecanthus aculeatus en caso de amenaza emite gruñidos y, como el Balistes vetula remueve la arena con chorros de agua que expulsa por la boca para levantar a las presas.

Fuertemente territorial, vive en pareja solo durante el periodo reproductivo y, aunque en los acuarios soporta la presencia de otros Balistidae difícilmente acepta la de ejemplares de su misma especie.

Los huevos son puestos en un nido escavado en la arena.

Sus poblaciones toman entre 1,4 y 4,4 años en duplicarse y, como el pez ballesta Picasso, su índice de vulnerabilidad es actualmente moderado: 31 en una escala de 100.

Sinónimos

Balistes rectangulus - Bloch & Schneider, 1801; Balistapus rectangulus - Bloch & Schneider, 1801.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_R-59-1_Rhinecanthus_rectangulus
_R-59-2_Rhinecathus_rectangulus
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants