Rhopaloblaste singaporensis

Familia : Arecaceae

Texto © Pietro Puccio

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

La especie es originaria de Malasia peninsular y Singapur, lugares en los que crece en el sotobosque de las florestas húmedas a baja altitud.

El nombre del género es la combinación de los sustantivos griegos “ρόπαλον” (rhopalon) = clava, maza y “βλαστός” (blastos) = embrión, en referencia a su forma; mientras que el epíteto específico es el adjetivo latino “singaporensis” = de Singapur, en referencia a uno de los lugares de origen.

Nombres comunes: kerinting palm, malaysian walking stick palm, singapore walking-stick palm (inglés); keriting, rinting (Malasia).

La Rhopaloblaste singaporensis (Becc.) Hook.f. (1883) es una especie monoica inerme cespitosa con pocos tallos erectos , de hasta 3 o 5 m de altura y entre 2 y 4 cm de diámetro, de color gris amarronado sobre el que son visibles los anillos dejados donde estaban unidas las hojas ya caídas.

JPEG - 320 KB
Originaria de Malasia peninsular y Singapur, en húmedas florestas a baja altitud, la Rhopaloblaste singaporensis es una especie cespitosa de 3-5 m. De gran efecto, incluso en maceta, en los trópicos © Giuseppe Mazza

Las hojas, sobre un peciolo de entre 50 y 60 cm de longitud cubierto de minúsculas escamas marrones, son pinnadas, de entre 1 y 1,8 m de longitud, con la base foliar, de color verde claro y densamente cubierta de minúsculas escamas marrones, envolviendo por completo el tallo a lo largo de entre 25 y 40 cm; las bases foliares persisten secas durante largo tiempo después de la caída de las hojas, superponiéndose unas sobre otras y cubriendo un largo segmento de la parte terminal del tallo. Las pinnas, dispuestas regularmente a lo largo del raquis, entre 40 y 50 en cada lado, son linear-lanceoladas, adelgazadas y bífidas en el ápice, de entre 30 y 45 cm de longitud en la parte media y de 1 a 1,5 cm de anchura, de color verde intenso brillante en el haz, más claro en el envés, con minúsculas escamas marrón-negruzcas a lo largo de la nervadura central y en el haz y “ramenta” (minúsculas escamas alargadas con los márgenes irregularmente dentados) grisáceas en el envés. Las inflorescencias, sobre un corto pedúnculo y encerradas durante la fase inicial de crecimiento en una bráctea decidua cubierta de un tomento marrón, son ramificadas, de entre 20 y 40 cm de longitud, con flores unisexuales de color verdoso dispuestas en grupos de tres (una flor femenina entre dos masculinas), excepto en la parte terminal de las raquillas, donde están presentes solo flores masculinas en parejas o solitarias. Los frutos son elipsoidales, de entre 1 y 1,5 cm de longitud y de 0,8 cm de diámetro, de un color que va de naranja a rojo en la madurez, conteniendo una sola semilla elipsoidal de alrededor de 0,6 cm de longitud y 0,4 cm de diámetro.

Se reproduce por semilla, previamente separada de la pulpa y mantenida en agua templada durante 2 días, en sustrato aireado y con buen drenaje mantenido húmedo a una temperatura de entre 26 y 28 ºC, con un tiempo de germinación de entre 3 y 4 meses.

Es una especie de follaje elegante, particularmente idónea para pequeños jardines por sus reducidas dimensiones, cultivable exclusivamente en las zonas de clima tropical y subtropical húmedo en una posición resguardada del viento y parcialmente sombreada durante la fase juvenil, también a pleno sol cuando ya adulta. Requiere terrenos que drenen especialmente bien y elevada humedad, tanto ambiental como edáfica. Causa una buena impresión cuando se cultiva en maceta para la decoración de interiores luminosos, con temperaturas mínimas invernales no inferiores a los 18 ºC, utilizando un sustrato orgánico con adición de arena silícea o agriperlita en un 30 %. Los riegos deben ser regulares durante el periodo vegetativo para mantener el sustrato constantemente húmedo, pero sin encharcamientos que pueden causar podredumbre radical, y más distanciados en invierno, aunque sin dejarlo secar por completo. En presencia de aire demasiado seco puede recurrirse a nebulizaciones con agua, a temperatura ambiente, no calcárea, para evitar antiestéticas manchas sobre las hojas, o colocar la maceta sobre un amplio plato relleno con arcilla expandida o grava con un estrato de agua que no esté en contacto directo con el fondo de la maceta, de modo que se cree un microambiente húmedo en torno a la planta. Con los tallos pulidos y barnizados se elaboran bastones de paseo, de donde le viene el nombre común inglés más utilizado.

Sinónimos: Ptychosperma singaporensis Becc. (1877); Drymophloeus singaporensis (Becc.) Hook.f. (1884); Ptychoraphis singaporensis (Becc.) Becc. (1885); Ptychoraphis longiflora Ridl. (1904).

 

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/r-183-1_rhopaloblaster_singaporensis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants