Sargocentron rubrum

Familia : Holocentridae

 

GIF - 5.6 KB

 

Texto © Giuseppe Mazza

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 137.5 KB
El Sargocentrum rubrum gusta de la oscuridad de las grutas submarinas © Giuseppe Mazza

El Candil rojo o Candil rubio ( Sargocentron rubrum - Forsskål, 1775 ), pertenece a la clase Actinopterygii, los peces con aletas radiadas, al orden de los Beryciformes y a la familia Holocentridae que incluye casi un centenar de especies.

La etimología del género viene de “sargus”, el nombre que los romanos daban a los sargos, y del griego “kentron” = aguijón, por la vistosa espina que presenta en el opérculo.

El epíteto específico, “rubrum” = rojo en latín, hace referencia a la llameante librea.

Zoogeografía

Habita en las aguas tropicales del océano Índico y del Pacífico occidental.

Lo encontramos, a título indicativo, desde África oriental hasta el mar Rojo y el mar Arábigo, en India, Sri Lanka, Tailandia, Malasia, Indonesia, Australia, Nueva Guinea, Filipinas, Taiwán y la parte meridional de Japón- Falta en las Maldivas, las Seychelles y en general en las islas alejadas de los continentes. Hacia el este llega hasta Tonga y en la parte meridional del Pacífico vive en las islas de Vanuatu, Nueva Caledonia y Nueva Gales del Sur.

En los últimos tiempos, gracias al canal de Suez, ha entrado en el Mediterráneo sud-oriental, colonizando las costas de Libia y Turquía meridional. Ha ocupado los nichos ecológicos que habían dejado vacantes las especies mediterráneas, que habían dejado de lado durante siglos esa zona al estar poco dispuestas a soportar las altas temperaturas y la baja salinidad ligada al fuerte caudal del Nilo, reducido solo por la relativamente reciente presa de Asuán.

Se habla a este propósito de “migración lessepsiana”, en honor a Ferdinand de Lesseps, diseñador del canal. Este fenómeno, que afecta a un número creciente de especies, está favorecido por la disolución de los “Lagos Amargos”, dos zonas de altísima salinidad atravesadas por el canal, y por el aumento general de las temperaturas vinculado al efecto invernadero. No queda, por tanto, excluido el candil rojo, más aguerrido que muchas especies nativas, que podría en poco tiempo llegar hasta Grecia o Italia meridional.

JPEG - 90.8 KB
Es una especie denominada lessepsiana que, gracias al canal de Suez, está colonizando el Mediterráneo © Giuseppe Mazza

Ecología-Hábitat

Está presente hasta los 80 m de profundidad. Le gustan las grutas y escondites entre las rocas, las lagunas costeras y las aguas tranquilas de los puertos, pero se encuentra en su salsa, sin problemas, incluso entre las corrientes más impetuosas.

Morfofisiología

El candil rojo mide por lo general 27 cm, pero puede fácilmente superar los 30 cm.

El cuerpo oval, con un hocico corto, ligeramente comprimido lateralmente, presenta grandes ojos para una perfecta visión incluso en la oscuridad. Porta una sola aleta dorsal, con 11 radios espinosos replegables y de 12 a 14 blandos, siempre alzados; la anal cuenta con 4 radios espinosos y de 8 a 10 inermes; la caudal es bilobulada; las pectorales presentan entre 13 y 15 radios inermes y las ventrales 1 radio espinoso y 7 blandos.

La librea es ciertamente espléndida. Sobre el color de fondo, rojo fuego, más oscuro en el dorso, destacan varias bandas claras longitudinales, con reflejos plateados o dorados, mientras que en la cabeza lleva unas análogas líneas verticales, perpendiculares a estas otras, así como un trazo oblicuo bajo el ojo. También el borde anterior de las aletas ventrales y de la anal es blanco, como las puntas, bien destacadas con fines intimidatorios, de los radios espinosos de la dorsal, mientras que el borde externo de la caudal es rojo. Las espinas operculares están envenenadas. Los pinchazos con estas, muy dolorosos, no son por lo general mortales para el hombre, pero disuade a los depredadores que lo asocian con la apariencia llameante. Esto solamente si hay luz, porque en las grutas profundas y oscuras el rojo se convierte en negro y el diseño es mimético.

JPEG - 74.8 KB
Grandes ojos, para cazar en la oscuridad, y espinas defensivas venenosas en el borde opercular © G. Mazza

Etología-Biología reproductiva

El candil rojo vive solitario o en pequeños grupos alimentándose principalmente de gambas y cangrejos que caza en el fondo, pero también de pequeños peces. Los huevos y las larvas son pelágicos, y los estadios juveniles muestran largas espinas en la cabeza.

Solamente presente en los grandes acuarios públicos, no es de interés para el mercado acuariológico y aun menos para el de la alimentación, por su tamaño relativamente modesto y la carne llena de espinas y de bastante poca calidad. Cuando sus poblaciones son diezmadas pueden duplicar sus efectivos en menos de 15 meses y, por tanto, con todas estas características, el índice de vulnerabilidad de la especie es ciertamente bajo: tan solo de 24 en una escala de 100.

Sinónimos : Adioryx ruber - Forsskål, 1775; Holocentrum rubrum - Forsskål, 1775; Holocentrus ruber - Forsskål, 1775; Holocentrus rubrum - Forsskål, 1775; Perca rubra - Forsskål, 1775; Sciaena rubra - Forsskål, 1775; Holocentrus albo- ruber - Lacepède, 1802; Holocentrum orientale - Cuvier, 1829; Holocenthrus aureoruber - Fowler, 1904; Holocentrum dimidicauda - Marshall, 1953.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Osteichthyes, los PECES ÓSEOS, y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_S-145-1_Sargocentron_rubrum
_S-145-2_Sargocentron_rubrum
_S-145-3_Sargocentron_rubrum
_S-145-4_Sargocentron_rubrum
_S-145-5_Sargocentron_rubrum
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants