Schlumbergera x buckleyi

Familia : Cactaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 62.4 KB
Se reproduce fácilmente a través de sus segmentos © Giuseppe Mazza

La Schlumbergera x buckleyi (T. Moore) Tjaden (1966) es un híbrido entre Schlumbergera truncata y Schlumbergera russelliana, epífitas originarias de las selvas de Brasil, obtenida por primera vez alrededor de 1849 del floricultor londinense Wilbraham Buckley.

Las dos especies son originarias de la misma área, la Serra dos Orgaos en el estado de Río de Janeiro, pero viven en altitudes diferentes, la truncata entre los 700 y 1000 m, la russelliana entre los 1300 y 2200 m, también su período de floración es diverso, mayo-junio para la truncata , julio-septiembre para la russelliana , por lo tanto no existen híbridos naturales entre las dos especies.

El género está dedicado al coleccionista francés Frédéric Schlumberger (1823-1893).

Nombres comunes: “Christmas cactus”, “true Christmas cactus” (inglés); “cactus de Noël” (francés); “cactus di Natale” (italiano); “cacto de Natal” (portugués); “cactus de Navidad” (español); “Weihnachtskaktus” (alemán).

Cactácea epífita muy ramificada, que puede alcanzar en los viejos ejemplares un diámetro de 50-60 cm.

Presenta segmentos (philloclados) largos 3-4 cm, los inferiores redondeados con epidermis oscura, los superiores, más jóvenes, obovados, mas vale planos, anchos 1,5-2 cm y espesos 3-8 mm, de color verde margen crenado ( o sea con dientes redondeados, no con punta como en la Schlumbergera truncata , con quien es a menudo confundida), ápice truncado y areolas, en los ángulos de los márgenes, dotadas eventualmente de algunas cortas cerdas.

Las flores son terminales, péndulas, campanuliformes, simétricas, largas 4-5 cm y anchas 3-4 cm; los tépalos son retraídos hacia atrás y todos del mismo color magenta o rosa, pero de diversas dimensiones, los externos son más cortos, los internos más largos y anchos, dispuestos de tal modo que da la impresión de una secuencia de flores una dentro de la otra. Florece como norma, en el hemisferio boreal entre diciembre y marzo, de donde adquiere el nombre por el cual es conocida en Europa y Norte América, entre mayo y agosto en el Hemisferio austral. El híbrido es fértil, pero auto incompatible, como sus padres.

Se reproduce fácilmente a través de segmentos individuales dejados secar por 1-2 días y puestos a enraizar en un sustrato muy aireado, compuesto preferentemente de arena silíceo o agroperlita.

Híbrido ampliamente utilizado en los programas de hibridación para obtener nuevas variedades, actualmente son más de un centenar, genéricamente indicadas con el mismo nombre o con el nombre común de “cactus de las fiestas” o “cactus de Navidad”, dado que su copiosa y llamativa floración sucede normalmente, en el hemisferio norte, en el período de las fiesta natalicias, lo que ha dado origen a una intensa producción y comercialización, que sólo en tiempos recientes tuvo una ligera reducción.

No presenta dificultad de cultivación y puede florecer año tras año si se respetan algunas simples reglas que tienen en cuenta el hábitat y el ciclo anual de vegetación de los padres, de quienes presenta características intermedias.

JPEG - 80.2 KB
Si se traslada la planta con capullos, las flores se caen © Giuseppe Mazza

Los dos padres viven en la selva brumosa, sobre los árboles o en las fisura de las rocas, sobre sustratos que derivan de la descomposición de residuos vegetales, su floración se estimula cuando las horas de oscuridad superan a las de luz, y tienen un período de reposo, mas bien seco y fresco, en el otoño ( austral) que también estimula la floración.

El híbrido y sus variedades se cultivan por lo tanto en zonas luminosas, pero lejanas del sol directo, o como mucho por una o dos horas en invierno, en sustratos ligeramente ácidos o neutros, perfectamente drenantes y muy aireados, que pueden estar constituidos por turba gruesa aligerada con agroperlita o arena silícea, los riegos deben ser regulares, pero dejando secar la superficie entre riego y riego, teniendo siempre presente que el exceso de agua puede provocar podredumbre fácilmente.

En verano, puede ser colocada al aire libre, en lugar sombrío, húmedo y fresco, no le gusta un excesivo calor veraniego, en otoño-invierno, la temperatura ideal está comprendida entre los 10 y 20ºC, aunque puede resistir por brevísimo tiempo a temperaturas de algún grado bajo 0ºC, pero temperaturas inferiores a 10ºC inhiben la formación de los capullos, por lo tanto se deben evitar.

Para obtener la floración en el período natalicio, si la planta está colocada en un ambiente sin luz artificial que prolongue las horas de luz, no hace falta ninguna intervención, la natural diferencia en el período entre día y noche en el hemisferio norte es suficiente para estimular la floración, de otra forma, es necesario hacer de tal modo que desde el inicio del otoño la planta reciba por 6-7 semanas no más de 9-10 horas de luz por día, período suficiente para que comience la formación de los capullos, desde este momento no será necesario este régimen.

Como alternativa, e independientemente de la duración de las horas de luz, la floración puede ser estimulada en el mismo período y por la misma duración, teniendo la planta a una temperatura comprendida entre los 10 y 15ºC, también en este caso, iniciada la formación de los capullos, la planta podrá ser colocada en un ambiente más cálido, pero sin superar los 22-24ºC.

Eventuales fertilizaciones se efectúan una-dos veces al mes, desde la salida del reposo vegetativo (alrededor de marzo) hasta septiembre, con un fertilizante hidrosoluble, balanceado (tipo 10-10-10) dándole la mitad de la dosis aconsejada, desde septiembre hasta la floración un fertilizante rico en potasio, desde que finaliza la floración no fertilizar hasta la próxima reanudación del período vegetativo, cuando la planta tiene un breve período de reposo.

Uno de los problemas más frecuentemente encontrados es la caída de los capullos durante su fase de crecimiento, pude deberse a diversas causas: temperaturas muy bajas o muy altas, fuera del intervalo ideal arriba explicado, sustrato muy seco o excesivamente húmedo y poco aireado, pero sobre todo repentinas variaciones ambientales.

Luego que se ha iniciado la formación de los capullos la planta no se debe cambiar del lugar en que se encuentra, lugar que debe estar alejado de las corrientes de aires o de fuentes de calor.

La planta a veces se injerta sobre Pereskia aculeata para exaltar el porte pendular.

Sinónimos: Epiphyllum × buckleyi T. Moore (1852).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las CACTACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_S-158-3_Schulumbergera_russelliana
_S-243-2_Schlumbergera_truncata-2
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants