Sempervivum arachnoideum

Familia : Crassulaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 176.7 KB
El Sempervivum arachnoideum crece, con poca tierra, hasta los 3000 m © G. Mazza

La especie es originaria de Europa (Austria, Francia, Alemania, Italia, España y Suiza) donde está presente en los Alpes, los Apeninos, la Cordillera Cantábrica, los Pirineos y en las montañas de Córcega sobre rocas y suelos pedregosos, preferentemente silíceos y en situaciones particularmente áridas, generalmente entre los 1500 y 3000 m de altitud.

El nombre del género es la combinación de los términos latinos “semper” = siempre y “vivum” = vivo, con referencia a la capacidad de sobrevivir en ambientes climáticamente hostiles; el nombre de la especie es la combinación del término griego “arăchnē” = araña, y del sufijo “-oeidḗs”, da êidos” = forma, aspecto, con referencia a los filamentos que recubren las hojas. Nombres comunes: cobweb house-leek, spiderweb hens and chicks, spiderweb house-leek (inglés); joubarbe toile d’araignée (francés), semprevivo ragnateloso (italiano); siempreviva de arañas, siempre viva de la telaraña, siempreviva de telarañas (español); spinnweb-hauswurz (alemán).

El Sempervivum arachnoideum L. (1753) es una suculenta perenne, estolonífera, que forma cespos compactos, monocárpicos (florece una sola vez y luego muere), con 50-70 hojas suculentas persistentes, alternas, reunidas en una densa roseta basal de 1,5-3 cm de diámetro y recubiertas, especialmente en la parte central, por una intricada red de filamentos blancos.

Las hojas son sésiles, (sin pecíolo), obovadas, de 1,2 cm de largo, de color verde frecuentemente esfumadas de rojo hacia la extremidad, con márgenes ciliados y superficie cubierta de pelos glandulares, durante el crecimiento de las hojas desde las glándulas apicales segrega una sustancia filamentosa que forma la característica y densa red que las recubre y que tiende a desaparecer en las hojas más viejas.

Inflorescencias en verano en cimas terminales sobre un escapo alto 6-12 cm con 3-8 flores de 2 cm de diámetro, cada una con 8-12 pétalos de forma linear lanceolada, extendidos, en punta y con márgenes ciliados, largos cerca 1 cm, de color rosa carmín con banda central más oscura.

El escapo floral está provisto de hojas lanceoladas, imbricadas, pubescentes, largas cerca 1,5 cm, de color verde con matices rojo oscuro más intenso en la extremidad y con un corto penacho de pelos blancuzcos en la extremidad. Los frutos son folículos conteniendo semillas ovoides de 0,8 mm de largo de color marrón amarillento. Luego de la fructificación, como ya explicado, la roseta muere, siendo sustituida por las que están vecinas. Se reproduce por semilla, puestas en superficie, que germina en 2-4 semanas a una temperatura de 20 ºC, y muy fácilmente por división. Nombre nunca más apropiado para un género de plantas capaces de vivir aprovechando el poco sustrato que se puede acumular en las rocas.

JPEG - 103.9 KB
Localmente protegido, tiene virtudes medicinales, y un indudable valor ornamental © Giuseppe Mazza

Soporta vientos intensos, fuertes cambios diarios y estacionales de temperaturas, desde -30 ºC a + 50 ºC, elevada humedad en primavera, en el deshielo y aridez veraniega por la intensa insolación a la que están expuestos.

Especie apta para jardines rocosos y alpinos, como tapizante y entre las fisuras de las piedras, y para borduras, en pleno sol y sobre sustratos muy drenantes, preferiblemente ácidos, pero se adapta también a suelos calcáreos. Es culti- vada a menudo en tiestos por los apasionados de suculentas, en la máxima luminosidad posible y con sustratos con agregado de arena o pedregullo, preferiblemente silíceo, hasta el 50%. Necesita de mayor humedad en el crecimiento vegetativo, en primavera, y hasta mitad del verano, por lo tanto riegos regulares, pero dejando siempre secar el sustrato por algunos días antes de volver a regar, luego los riegos se van espaciando hasta casi suspenderlos en invierno.

La especie ha sido diversamente utilizada por las poblaciones locales en la medicina tradicional y además se han hecho crecer sobre los techos, tenían fama de proteger la casa de rayos y de los maleficios. Localmente está incluida entre las especies protegidas.

Sinónimos: Sempervivum doellianum C. B. Lehm (1850); Sempervivum heterotrichum Schott (1853); Sempervivum sanguineum Jeanb. ex Timb.-Lagr. (1876).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las CRASSULACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_S-4-10_Sempervivum_arachnoideum
_S-4-15_Sempervivum_arachnoideum
_S-4-17_Sempervivum_arachnoideum
_S-4-26_Sempervivum_arachnoideum
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants