Sempervivum tectorum

Familia : Crassulaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 101.6 KB
Las inflorescencias del Sempervivum tectorum alcanzan los 40 cm de altura © G. Mazza

La especie es originaria de África (Marruecos) y de Europa (Austria, Francia, Alemania, Italia. Montenegro, Polonia, Serbia, Eslovenia, Suiza y Hungría) donde está presente sobre los Alpes, Apeninos y Pirineos en campos, y sobre rocas y suelos pedregosos, preferentemente silíceos, en situaciones particularmente áridas y soleadas, hasta cerca los 2800 m de altitud.

El nombre genérico es la combinación de los términos latinos “semper” = siempre y “vivum” = vivo con referencia a la capacidad de sobrevivir en ambientes climáticamente hostiles; el nombre de la especie es el término latino “tectorum” = de los techos (de “tectum”) con referencia a la facilidad con que crece sobre los techos de tejas.

Nombres comunes: common houseleek, hens and chiks, houseleek, roof houseleek (inglés); čuvarkuća (croato); artichaut des murailles, grande joubarbe, herbe de tonnerre, joubarbe des toits (francés); barba di Giove, guardacasa, semprevivo dei tetti, semprevivo maggiore (italiano); sempre-viva-dos-telhados (portugués); navadni netresk (esloveno); alcachofa de gatos, barba de Jupiter, consolva, hierba puntera, siempreviva mayor, zurracallote (español); hauswurz, dachwurz, dach-hauswurz, dach-rose (alemán); fali kövirózsa (húngaro).

El Sempervivum tectorum L. (1753) es una especie suculenta muy variable, estolonífera, que forma matas compactas, monocárpica (florece una sola vez y luego muere), con 50/60 hojas suculentas persistentes, alternas, reunidas en una roseta basal mas bien abierta, de 4-10 cm de diámetro.

Las hojas son sésiles, (sin pecíolo), obovadas-oblongas con ápice mucronado (o sea provista de una breve y sutil punta similar a una espina) largas 3-5 cm y anchas 1-1.5 cm, glabras o ligeramente peludas con márgenes ciliados, de color verde con extremidad marrón rojiza.

Inflorescencias en verano en cimas terminales sobre un escapo alto 15-40 cm llevando 10-40 flores, y mas, de cerca 3 cm de diámetro, cada una con 10-15 pétalos lanceolados de color de rosa a púrpura, con una banda central más oscura, largos 1-1,2 cm, pubescentes externamente.

El escapo floral está provisto de hojas oblongas, imbricadas, ligeramente pubescentes, de color verde esfumado de rojo, mas intenso en la extremidad, largas hasta cerca 4 cm. Los frutos son folículos conteniendo numerosas y minúsculas semillas. Luego de la fructificación, como ya explicado, la roseta muere, siendo sustituida por las vecinas. Se reproduce por semilla, puestas en la superficie, que germina en 2-4 semanas, o más, a una temperatura de 20 °C y muy fácilmente por división.

Especie extremadamente variable, como demuestran los numerosos sinónimos, y que además se hibrida muy fácilmente y de los cuales han sido seleccionadas muchas variedades que se distinguen principalmente por el color de la roseta. Resiste tanto las bajas temperaturas, hasta -30 ºC, como las elevadas y a largos períodos de aridez por la intensa insolación a que están expuestas en verano.

Especie apta para jardines rocosos y alpinos, como tapizante, entre las fisuras de las piedras y para borduras, a menudo crece espontáneamente sobre los muros y sobre los techos de tejas en pleno sol y sobre sustratos muy drenantes, preferiblemente ácidos, pero se adapta también a suelos calcáreos.

Es a menudo cultivada en macetas, en particular en sus numerosas variedades, por los apasionados de suculentas, en máxima luminosidad posible y con sustratos con agregado de arena o pedregullo, preferiblemente silíceo, hasta el 50%.

Necesita mayor humedad en el crecimiento vegetativo, en primavera, y hasta mitad del verano, por lo tanto riegos regulares, pero dejando siempre secar el sustrato por algunos días antes de volver a regar, luego los riegos se van espaciando hasta casi suspenderlas en invierno. La especie ha sido muy utilizada por las poblaciones locales en la medicina tradicional, sobre todo contra las quemaduras, ulceraciones de la piel y picaduras de insectos, y además se la hacía crecer en los techos, tenía fama de proteger a la casa de los rayos y de los maleficios. Localmente está incluida entre las especies protegidas.

Sinónimos: Sedum majus Garsault (1764); Sempervivum clusianum (Ten.) Ten. (1830); Sempervivum glaucum Ten. (1830); Sempervivum arvernense Lecoq & Lamotte (1848); Sempervivum acuminatum Schott (1853); Sempervivum alpinum Griseb. & Schenk (1853); Sempervivum boutignyanum Billot & Gren.(1854); Sempervivum lamottei Boreau (1859); Sempervivum spectabile C.B.Lehm. & Schnittsp. (1863); Sempervivum cantalicum Jord. & Fourr. (1868); Sempervivum andreanum Wale (1941).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las CRASSULACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_S-36-2_Sempervivum_tectorum
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants