Serenoa repens

Familia : Arecaceae

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

Descripción y cultivo © Pietro Puccio

La especie es originaria de los Estados Unidos (Alabama, Carolina del Sur, Georgia, Misisipi y Luisiana), donde crece en los bosques de coníferas, praderas y dunas costeras, formando a menudo densas colonias, sobre suelos generalmente arenosos y áridos.

El género está dedicado al botánico estadounidense Sereno Watson (1826-1892); mientras que el epíteto específico “repens” es, en latín, el participio de presente del verbo “repo” = reptar, en referencia a porte generalmente postrado.

Nombres comunes: saw palmetto (inglés).

La Serenoa repens (W.Bartram) Small (1926) es una especie monoica cespitosa con tallos generalmente subterráneos o rastreros, raramente erectos, de hasta 6 m de longitud; los tallos subterráneos o reptantes por el suelo puede enraizar y producir nuevas plantas.

JPEG - 358.5 KB
Serenoa repens es originaria de EE.UU. (Alabama, Carolina del Sur, Florida, Georgia, Misisipi y Luisiana). Especie cespitosa con tallos de hasta 6 m de largo, generalmente subterráneos o rastreros, que enraízan formando densas colonias en suelos arenosos y áridos. Hojas casi circulares de 40-90 cm de diámetro con peciolo de 60-100 cm © Giuseppe Mazza

Las hojas son palmadas, más o menos circulares, de entre 40 y 90 cm de diámetro, regularmente divididas hasta más de la mitad de su longitud en segmentos rígidos con ápice ligeramente bífido, de color generalmente verde o verde amarillento, con menor frecuencia verde glauco; las hojas secas persisten durante largo tiempo sobre la planta y son causa frecuente de incendios. El peciolo, de entre 0,6 y 1 m de largo, está provisto en sus márgenes de pequeñas espinas y de hástulas (lígulas, apéndices colocados en el punto de inserción de la lámina foliar con el peciolo) en ambas caras de la hoja.

Las inflorescencias, ramificadas, nacen entre las hojas (interfoliares), y por lo general no superan por mucho la longitud del peciolo, con una multitud de flores hermafroditas de color blanco crema dispuestos en espiral, de alrededor de 5 mm de diámetro, con 6 estambres, que emanan una intensa fragancia que recuerda al anís. Los frutos son drupas elipsoidales o subglobosas carnosas, de entre 2 y 2,5 cm de longitud y de 1,4 a 1,8 cm de diámetro, de color inicialmente verde amarillento, tornando primero a azul oscuro y, por último, a negro brillante en la madurez, conteniendo una sola semilla elipsoidal de entre 1,6 y 2,2 cm de longitud y de 0,8 a 1,2 cm de diámetro.

JPEG - 275.3 KB
Las inflorescencias ramificadas superan ligeramente la longitud del peciolo, con una multitud de flores hermafroditas de color blanco crema dispuestas en espiral © Giuseppe Mazza

Los frutos presentan un epicarpo delgado y mesocarpo rico en un aceite muy fluido de olor penetrante, más bien desagradable.

Se reproduce generalmente por semilla, previamente extraída de la pulpa y mantenida en agua durante dos días, en sustrato arenoso mantenido constantemente húmedo, a una temperatura de entre 22 y 28 ºC; la germinación es variable, a partir de un mes, si es fresca, aunque puede llegar a varios meses. La propagación por división de las matas da un porcentaje de éxito bastante bajo, ya que el aparato radical sufre las molestias, por lo que rara vez se recurre a este método; y por el mismo motivo no soporta los trasplantes.

Se trata de una especie vigorosa, pero de crecimiento particularmente lento, cultivable en las regiones con clima tropical, subtropical y templado, donde puede resistir temperaturas de hasta -10 ºC, incluso algunos grados menos si está protegida, aunque no sin cierto daño en el follaje.

JPEG - 91.7 KB
Corolas de en torno a 5 mm de diámetro. Los 6 estambres emiten un intenso aroma a anís © Pietro Puccio

Puede crecer tanto a pleno sol como en sombra parcial y sobre una amplia variedad de suelos, incluso los más pobres, aunque prefiere los arenosos y drenantes, de ácidos a alcalinos.

Resiste a las sequías, pero también a suelos moderadamente húmedos, a la salinidad y muy bien al fuego.

El uso ornamental más frecuente es el cultivo en masa como cubresuelo, eventualmente asociada con otras especies, con preferencia por ejemplares con hojas gris verdosas.

En Florida, donde está muy ampliamente distribuida, ha revestido un importante papel para las poblaciones indígenas como fuente de material para objetos de uso común, de alimento con su “palmito” o “corazón de palma” (que no es otra cosa que el ápice vegetativo), y medicinal, en especial los frutos, para distintas patologías, en primer lugar para los trastornos del aparato urinario, habiendo tenido sus extractos en la época moderna, y siguen teniendo, un extendido uso en la farmacopea oficial para tratar la hiperplasia de próstata benigna y la alopecia androgenética.

Es también fundamental el papel con el que cuenta la planta para la supervivencia de la fauna, a la que proporciona alimento y resguardo, siendo además una fuente esencial de néctar para las abejas.

Sinónimos: Corypha obliqua W.Bartram (1791); Corypha repens W.Bartram (1791); Chamaerops serrulata Michx. (1803); Sabal serrulata (Michx.) Schult.f. (1830); Brahea serrulata (Michx.) H.Wendl. (1878); Serenoa serrulata (Michx.) G. Nicholson (1883); Diglossophyllum serrulatum (Michx.) H.Wendl. ex Salomon (1887); Diglossophyllum serrulatum (Michx.) H. Wendl. ex Drude (1889); Serenoa serrulata (Michx.) Hook.f. ex B.D.Jacks. (1895); Serenoa repens f. glauca Moldenke (1967).

 

Efectos farmacológicos y toxicológicos © Prof. Giorgio Venturini

 

Históricamente la Serenoa repens ha sido ampliamente utilizada por los nativos americanos tanto como alimento como para otros usos. Los conquistadores españoles de hecho contaban que los “indios” se alimentaban de los frutos y, en primavera, también de las hojas jóvenes. Para los nativos de Florida y de las regiones limítrofes, esta planta era un recurso importante y muy versátil, proporcionando alimento, medicina, aceite y cera, fibras textiles para telas o construir cestos u otros objetos, así como para la cobertura de los hogares. Los arqueólogos han encontrado objetos antiguos fabricados con fibras de Serenoa repens incluso en zonas septentrionales de los Estados Unidos, como el estado de Nueva York, demostrando que ya antes de la llegada de los europeos existía un intercambio comercial de este material.

Desde un punto de vista alimentario los frutos de la Serenoa repens eran apreciados, proporcionando principios que eran escasos en la dieta de los indígenas, como los triglicéridos y ácidos grasos. Como planta medicinal las tribus americanas usaban esta especie como diurético, sedante, antiinflamatorio, en el tratamiento de la migraña, el asma, la bronquitis, la diarrea y problemas de diuresis, impotencia e infertilidad masculina.

JPEG - 368.4 KB
Históricamente, la Serenoa repens ha sido usada por los nativos americanos como alimento, fibra textil, para aceite, cera y por sus numerosas virtudes medicinales © Giuseppe Mazza

En la práctica médica y herborística occidental moderna la Serenoa repens fue introducida en la década de 1870: H. W. Felter, por ejemplo, un ecléctico médico estadounidense, autor de “King’s American Dispensatory” escribe en 1898:

“… es calmante de los nervios, expectorante, tónico, beneficioso para el sistema digestivo […] su acción principal parece ser la que tiene sobre los órganos reproductivos”.

Los usos predominantes, entre finales del siglo XIX y comienzos del XX, eran el tratamiento de la hiperplasia prostática, la cistitis y la gonorrea. El interés en torno a esta planta aumentó aún más cuando se observaron efectos positivos sobre el ganado. Los extractos del fruto de la Serenoa repens, también conocida como palmito enano, o “saw palmetto” en inglés, fueron incluidos oficialmente como componentes alimentarios en la farmacopea de los EE.UU. en la primera década del siglo XX. En los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial el uso de esta planta se difundió también por Europa, sobre todo en el tratamiento de la hiperplasia prostática benigna, con la convicción de que presentaba un buen equilibrio entre eficacia terapéutica y efectos colaterales indeseados.

JPEG - 300.6 KB
El ápice vegetativo y los frutos carnosos, de entre 2 y 2,5 cm de largo, son comestibles © Giuseppe Mazza

Otras aplicaciones guardan relación con la calvicie masculina, la falta de libido y la impotencia. Actualmente los extractos de frutos de la Serenoa repens, usado sobre todo contra la hiperplasia prostática benigna y la calvicie, representan en los Estados Unidos un mercado de más de 50 millones de dólares y su uso se está difundiendo cada vez más en otras regiones.

En los últimos años se han llevado a cabo numerosos estudios para verificar la eficacia terapéutica de los extractos de Serenoa repens en sus diversas aplicaciones, y lso resultados son controvertidos. Mientras que algunos estudios sobre la hiperplasia prostática benigna describen efectos moderados aunque, en cualquier caso, significativos, con reducción de los síntomas urinarios (como por ejemplo son la frecuencia de micción, el completo vaciado de la vejiga y la nicturia) y escasos efectos colaterales, inferiores a los de los fármacos de referencia (finasterida); otros análisis, incluso más recientes y amplios, no llegan a demostrar ninguna eficacia real. Se debe tener en cuenta en la evaluación de estos estudios el hecho de que el extracto de esta especie no es una sustancia pura y, en consecuencia, los diferentes preparados podrían tener una eficacia distinta.

Algunos productores y herboristas han afirmado que la Serenoa repens tendría una acción curativa sobre e carcinoma prostático, pero sobre este efecto no existen pruebas. Tampoco los efectos sobre la calvicie existen pruebas en los estudios clínicos. Sea como sea, considerando los efectos prometedores mostrados por algunas investigaciones en torno a la hiperplasia prostática se extrae que son necesarios nuevos estudios, llevados a cabo sobre un mayor número de pacientes y con estrecho control, para poder aclarar definitivamente el valor terapéutico real de estos productos. Actualmente, sin embargo, no se puede afirmar con suficiente certeza que los extractos de esta planta sean eficaces en el tratamiento de patología alguna, el uso médico de esto productos no está aprobado por la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos estadounidense) y se recomienda no utilizarlos en sustitución de fármacos más investigados. Dado que además la Serenoa repens es generalmente comercializada en forma de extractos vegetales, preparados sin técnicas estandarizadas, algunos productos podrían tener eficacia distinta y, sobre todo, diversos efectos colaterales por la presencia de contaminantes.

Composición y mecanismo de acción

En los frutos de la Serenoa repens se han identificado incontables moléculas, entre las que, además de numerosos ácidos grasos y otros lípidos, es importante recordar los fitoesteroles (moléculas de origen vegetal con estructura similar al colesterol), como es el β-sitosterol. Los ácidos grasos y otros lípidos son responsables principalmente de las cualidades nutricionales y potencialmente antioxidantes atribuidas al fruto de esta palmera, mientras que sitosterol desarrolla un papel farmacológico específico. Esta molécula es un potente inhibidor de las enzimas 5-α-reductasas, que tienen, entre otras funciones, la de transformar la testosterona (una hormona) en un derivado mucho más activo, la dihidrotestosterona. Dado que la glándula prostática está fisiológicamente estimulada por la dihidrotestosterona, la inhibición de estas enzimas tiene la potencialidad de reducir el agrandamiento (hiperplasia) de dicha glándula. Uno de los fármacos más utilizados para tratar la hiperplasia de próstata benigna es la finasterida, una molécula sintética parecida al sitosterol presente en la Serenoa repens. Además de su efecto sobre las 5-α-reductasas, el sitosterol podría, según algunos autores, actuar interfiriendo directamente con el receptor celular para la dihidrotestosterona.

JPEG - 169.2 KB
Las drupas, negras y brillantes, contienen principios contra la hiperplasia de próstata benigna y la calvicie © Pietro Puccio

Habida cuenta de que la dihidrotestosterona lleva a cabo numerosas funciones en nuestro organismo, el extracto de Serenoa repens, al inhibir su producción u quizás interfiriendo con su actividad, podría tener numerosos efectos distintos, entre los cuales el más promocionado es el que tendría sobre la calvicie o alopecia androgenética.

Esta común afección es precisamente debida al hecho de que la enzima 5-α-reductasa presente en el folículo piloso produce abundantes cantidades de dihidrotestosterona, responsables de la caída excesiva del pelo. El extracto de Serenoa repens, al inhibir la enzima, podría prevenir la calvicie, pero los estudios clínicos no han confirmado este efecto. A pesar de las escasas pruebas de su eficacia terapéutica, los extractos del fruto son ampliamente comercializados, tanto para uso oral como para lociones capilares. También otros efectos beneficiosos, entre los numerosísimos atribuidos a la Serenoa repens, como los que tienen relación con la libido, la erección o el desarrollo muscular podrían tener explicación a través de la interferencia del sitosterol con las funciones de la testosterona. Además de los efectos del sitosterol se ha observado que la composición de ácidos grasos de los extractos de la Serenoa repens podría ser capaz de inducir una inhibición de la contracción de la musculatura lisa de la próstata, contribuyendo de esta forma a reducir la sintomatología de la hiperplasia prostática.

Efectos colaterales indeseados

La presencia de niveles elevados de sitosterol en la sangre ha sido relacionada con un aumento de la gravedad de patologías cardíacas en individuos que ya han sufrido ataques cardíacos. Dado que el sitosterol es un análogo de las hormonas esteroideas sexuales, no debe ser tomado por las mujeres embarazadas o lactantes, y su uso puede interferir con la eficacia de la píldora anticonceptiva. Aunque por lo general los extractos de Serenoa repens son tolerados sin problemas, pueden surgir efectos colaterales indeseados entre los que se deben recordar, solo a título de ejemplo, la posibilidad de sangrados, náuseas y vómitos, problemas sexuales y reacciones alérgicas. En cualquier caso, la ingestión de estos solo debería ser llevada a cabo bajo supervisión de un médico.

Mientras que generalmente los esteroides de origen vegetal no son dañinos, los individuos afectados por una rara anomalía genética, la fitoesterolemia, pueden ser hipersensibles a estas sustancias. Además, dado que el sitosterol es un precursor metabólico del fármaco esteroideo denominado boldenona, que es utilizado en zootecnia para estimular el crecimiento del ganado aunque también es uno de los esteroides anabolizantes de los que más se abusa en el dopaje deportivo, el consumo de Serenoa repens podría causar que un atleta dé positivo a los análisis de dopaje. En teoría, la toma de extractos de Serenoa repens, en tanto en cuanto son inhibidores de las 5-α-reductasas, podrían causar una disminución de los niveles sanguíneos de PSA (Antígeno Prostático Específico), parámetro diagnóstico para el carcinoma de próstata, por lo que podrían producir falsos negativos y retrasar el diagnóstico del carcinoma. Según algunos estudios, no obstante, la Serenoa repens no causaría este efecto.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las ARECACEAE y encontrar otras especies, clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/s-320-1_serenoa_repens
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants