Tragopogon porrifolius

Familia : Compositae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 95.5 KB
Comestible, ornamental y medicinal. Difundida en todo el mundo, pero hoy olvidada © Giuseppe Mazza

La especie es originaria de África (Argelia, Islas Canarias, Libia, Marruecos y Túnez) Asia (Turquía) y Europa (Bosnia, Bulgaria, Croacia, Francia, Italia, Macedonia, Serbia, Slovenia, España y Rumania) común en los prados sin cultivo, bordes de los caminos y declives hasta los 2000 m de altitud.

El nombre del género es la combinación de los términos griegos “tragos” = macho cabrío y “pogon” = barba, con probable referencia al aspecto de las cerdas del vilano; el nobre de la especie es la combinación de los términos latinos “porrum” = puerro y “folium” = hoja con obvio significado.

Nombres comunes: Jerusalem star, John-go-to-bed-at-noon, oyster plant, salsify, vegetable-oyster (inglés); salsifis à feuilles de poireau, salsifis blanc (francés); barba di becco violetta, barba di prete, bugia, salsefica, scorzo bianca, scorzonera bianca (italiano); barba-de-bode (portugués); barba cabruna, hierba del costado, salsifì blanco (español); Gemüse-haferwurz, Haferwurzel, Purpur-bocksbart (alemán).

El Tragopogon porrifolius L. (1753) es una herbácea bienal con linfa lechosa, alta 0,4-1,2 m, provista de una raíz pivotante blanca, larga 20-30 cm, y tallo poco ramificado con hojas sésiles ( sin pecíolo) alternas, erectas, glabras, delgadas y en punta, las inferiores largas 15-30 cm y anchas 2 cm, envainando el tallo en la base.

Inflorescencia terminal solitaria, con un capítulo de 5-10 cm de diámetro, constituida por una base redonda, el receptáculo, sobre el están insertadas en espiral 50-200 flores bisexuales con corola constituida por cinco pétalos fusionados, con ápice truncado o dentado, de color púrpura. El receptáculo, sostenido por un pedúnculo hueco, está circundado por un involucro constituido por una serie de 6-11 brácteas lineares-lanceoladas, en punta, largas 3-6 cm, de color verde. El capítulo se abre en la mañana, en pleno sol, y se cierra cerca del medio día, para volver a abrirse al día siguiente.

Los frutos, conteniendo una sola semilla y llamados aquenios ( o más correctamente cipselas) en las Compositae, son fusiformes, rayados y tuberculosos, largos 1,2-2 cm con una prolongación recurva, delgado, con forma de pico, largo cerca 2,5 cm, coronados por el papus, el caliz modificado de la flor que tiene la función de favorecer la dispersión. El papus está constituido por dos series de cerdas largas cerca 2 cm dispuesta en forma de copa o de sombrilla invertida, recubierta por minúsculos pelos. Completada la fecundación de las flores, el involucro se cierra para proteger a los frutos en maduración, para reabrirse, formando un vistoso globo de 5-8 cm de diámetro, cuando los aquenios están listos para ser dispersados por el viento. Se auto disemina fácilmente de tal manera que se naturaliza, escapando a la cultivación, en mucho lugares donde ha sido introducida.

Especie conocida y utilizada desde tiempos remotos como alimento, en particular las raíces carnosas, pero también los jóvenes brotes y las cabezuelas en botón, tanto como para ser difundida en todos los continentes, pero su cultivación en los últimos decenios se ha transformado cada vez más marginal.

La raíz es rica en minerales, vitaminas, en particular C, B1, B2, B5 y B6, fibras y azúcar, como la inulina y el manitol; además de utilizarla como alimento, ha sido utilizada en la medicina popular por sus propiedades depurativas y ligeramente laxante.

Para la producción de la raíz se siembra directamente en primavera en terrenos sueltos, drenantes, trabajados en profundidad con agregado de sustancia orgánica, en pleno sol; la planta en los primeros estadios de desarrollo necesita humedad, luego es bastante resistente a la sequía. El primer año forma una roseta de hojas tiernas, utilizables para ensaladas; la raíz puede ser recogidas 4-5 meses luego de la germinación y puede ser consumida cruda o cocida, hervida o frita, con recetas que varían según la localidad, luego de haber sido pelada e inmersa en agua acidulada con vinagre o limón, para evitar el ennegrecimiento. El sabor recuerda según algunos el de la nuez, según otros el de las ostras, de aquí algunos de los nombres comunes.

Si la raíz no viene recogida la planta florece en la primavera-verano sucesiva y las cabezuelas en botón pueden ser consumidas como los espárragos; en este estadio la raíz es menos tierna y puede ser consumida, cortada en dados, sólo luego de cocinarla. No se debe olvidar finalmente que la especie, por su floración, tiene también su valor ornamental, y por tal motivo, especialmente en el pasado, ha sido utilizada en los jardines del norte de Europa y norte de América.

Sinónimos: Tragopogon sativus Gaterau (1789); Tragopogon sinuatus Avé-Lall. (1829); Tragopogon australis Jord. (1848).

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las COMPOSITAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_T-123-1_Tragopogon_porrifolius
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants