Triaenodon obesus

Familia : Carcharhinidae

 

 

Texto © Sebastiano Guido

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 38.1 KB
El Triaenodon obesus es activo principalmente de noche entre los corales del mar Rojo y el Indopacífico hasta California y Costa Rica © Giuseppe Mazza

El Tiburón de puntas blancas de arrecife, también llamado Tiburón coralero ñato ( Triaenodon obesus - Rüppell, 1837 ) pertenece a la subclase Elasmobranchii, los peces con esqueleto cartilaginoso, al orden Carcharhiniformes y a la familia Carcharhinidae, cuya aleta dorsal carece de espinas y su cola presenta un lóbulo superior mucho más desarrollado que el inferior.

Al igual que todos los Carcharhiniformes presenta una membrana nictitante sobre los ojos, cinco hendiduras branquiales, un par de aletas dorsales y una aleta anal.

La etimología del género deriva del griego “triaina” = tridente y “odon” = diente, queriendo decir “dientes con tres cúspides”; mientras que el epíteto específico, obesus, deriva del palabra que significa obeso en latín, en clara contradicción con el aspecto de este escualo. En efecto, la intención de Rüppell era la de indicar con este término justo lo contrario, exactamente lo que indica la etimología de la palabra, ya que usando la partícula de intensidad “ob” y uniéndole “ésus”, participio pasado de “edere” = comer, consumir, significaría “consumido, infraalimentado, anoréxico”, indicando así al mundo naturalista cómo esta especie es una “Twiggy” entre los tiburones.

JPEG - 158 KB
Pasa gran parte del día sobre el fondo en pequeñas cuevas o al abrigo de madréporas pero también, entre una barrera y otra, en llanuras de arena © Sebastiano Guido

El nombre vulgar de tiburón de puntas blancas de arrecife hace referencia a que las puntas de las aletas dorsales y de la cola muestran un pequeño triángulo blanco y, en segundo lugar, añadiendo “de arrecife” para diferenciarlo del Tiburón de puntas blancas oceánico ( Carcharhinus longimanus - Poey, 1861), que es de casi el doble de tamaño y, al contrario que nuestro Triaenodon obesus, que es tímido, se revela a menudo agresivo en los encuentros con humanos.

Zoogeografía

Es un tiburón de aguas cálidas, presente a lo largo de las barreras coralinas del mar Rojo, los océanos Índico y Pacífico, en los arrecifes de Australia y gran parte del resto de Oceanía, alcanzando más allá, en el extremo oriental del Pacífico, a las islas Cocos y a las Galápagos, extendiéndose incluso por las costas americanas desde el sur de California hasta Costa Rica.

Ecología-Hábitat

JPEG - 128.8 KB
Muy esbelto, casi anoréxico, puede alcanzar los 2 m de longitud y 27 kg, aunque por lo general supera por poco el metro y medio © Sebastiano Guido

El Triaenodon obesus vive en estrecho contacto con los arrecifes, donde a menudo puede encontrársele durante el día resguardado en pequeñas cuevas o bajo acróporas y salientes naturales. No es raro encontrarlo descansando también en las extensiones arenosas que se intercalan con los arrecifes en los canales que llevan a mar abierto.

Las profundidades que prefiere van de los 8 a los 40 m, aunque llegó a pescarse un ejemplar alrededor de los 300 m.

Morfofisiología

La longitud máxima registrada es de 203 cm, mientras que la media es de 160 cm. El peso máximo registrado, por el ilustre Dr. John E. Randall, fue de 27,7 kg; un peso pluma si lo comparamos con la mayoría de los tiburones carcarrínidos. Las características que principalmente nos permiten identificarlo al encontrarlo bajo el agua son la silueta esbelta, de tiburón un tanto anoréxico, con largas aletas superiores rematadas con un triangulito blanco.

JPEG - 150.6 KB
Se alimenta principalmente de peces y, en menor medida, de crustáceos y moluscos, nadando generalmente entre los 8 y los 40 m de profundidad © Sebastiano Guido

Los ojos, si se tuviese la posibilidad de examinarlos, ya que este escualo es muy tímido y huye de contactos cercanos con los submarinistas, es claro y con pupila vertical, colocados en torno a la mitad del morro, en cuyo extremo destacan los muy llamativos pliegues nasales a la entrada de los orificios, semejantes a narinas, a partir de los que parten los receptores que permiten al tiburón detectar cantidades infinitesimales de sangre en el agua.

La boca, proporcionada al tamaño del morro, presenta dos filas de dientes finos y agudos constituidos por una cúspide central más larga flanqueada por una o dos pequeñas puntas.

El delgado cuerpo de este escualo presenta un dorso oscuro, con manchas irregulares negruzcas que pueden recordar a pecas, aclarándose el color conforme se baja por los costados hasta llegar al blanco en el vientre.

Las dos aletas pectorales falcadas son poco más largas que la primera aleta dorsal, situada en la mitad del cuerpo. La zona que precede al pedúnculo caudal muestra la segunda aleta dorsal, de dimensiones poco inferiores a la primera, y la aleta anal, especular a la anterior.

JPEG - 224.6 KB
Helo aquí mientras descansa en una gruta. Se observan los característicos pliegues nasales, una suerte de pequeño ribete a la entrada de lo que parecen narinas y que permiten en realidad a los tiburones notar la presencia de presas sangrantes. Increíble. Para detectarlas basta 1 parte de sangre en 100.000.000 de partes de agua © Sebastiano Guido

Como en todos los tiburones, en una posición ligeramente más posterior que la primera dorsal aparecen las aletas pelvianas que en los machos se alargan en los pterigopodios, encargados de la fecundación de la hembra. La cola es heterocerca, con un largo lóbulo superior.

Etología-Biología reproductiva

Habitualmente tímido e inofensivo, el tiburón de puntas blancas de arrecife podría agredir si se ve amenazado o acorralado en una cueva en la que estuviese escondido. Cuando se le encuentra en aguas abiertas tiende siempre a evitar a los submarinistas, que solo pueden verlo más fácilmente si hacen apnea y no van a buscarlos, esperando en cambio a que sea él quién se acerque. Con un poco de suerte se pueden encontrar muchos ejemplares reunidos para descansar o para dar vueltas indolentemente a ras del fondo, quizás agrupados en torno a las feromonas de alguna hembra.

Se alimenta principalmente de peces y, en menor medida, de crustáceos y moluscos, cazando principalmente durante la noche.

JPEG - 58.8 KB
Son típicos los triángulos blancos que rematan la primera dorsal y la cola. Es un tiburón inofensivo que rehúye del hombre con un índice de vulnerabilidad muy alto © Giuseppe Mazza

El apareamiento ocurre muy rápidamente y en contacto con el fondo, ya que, el macho, al tener que aferrar con los dientes la aleta pectoral de la hembra, es incapaz de respirar. La gestación da lugar al nacimiento de un máximo de 6 crías (habitualmente 2 o 3) y se extiende a lo largo de unos 10 o 13 meses. Los jóvenes recién nacidos miden ya entre 50 y 60 centímetros y alcanzaran la madurez tras al menos 8 años de vida. También se ha citado un caso de reproducción asexual (nacimiento virginal) en un acuario húngaro.

La población de este tiburón está en brusca regresión a causa de la pesca, especialmente la que se realiza con dinamita en muchas zonas de su área de distribución. La resiliencia de la especie es muy baja y el tiempo de duplicación de la población puede superar los 14 años. El índice de vulnerabilidad es muy alto, actualmente (2017) alcanzando un valor de 83 en una escala de 100.

Sinónimos

Carcharias obesus - Rüppell, 1837; Traenodon obesus - Rüppell, 1837; Trianodon obesus - Rüppell, 1837; Triaenodon apicalis - Whitley, 1939.

 

→ Para informaciones generales sobre peces ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de los Chondrichthyes, los PECES CARTILAGINOSOS clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

/triaenodon_obesus-2
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants