Verticordia grandis

Familia : Myrtaceae

Texto © Pietro Puccio

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 72.4 KB
Con sus sépalos desflecados, la Verticordia grandis recuerda las plumas de un pájaro © G. Mazza

La especie es originaria de Australia occidental (Western Australia), donde vive sobre suelos preferentemente arenosos en zonas caracterizadas por vegetación esclerófila y por un clima de tipo mediterráneo, con inviernos húmedos y apacibles y veranos cálidos y secos; frecuentes los incendios que contribuyen a renovar la vegetación.

El nombre del género en latín “verticordia” = que transforma los corazones, era uno de los epítetos de Venus; el nombre de la especie es el término en latín “grandis” = grande, con referencia a la dimensión de las flores. Nombres comunes: scarlet featherflower (inglés).

El Verticordia grandis J.Drumm. (1853) es un arbusto leñoso siempreverde alto 0,5-3 m, generalmente poco ramificado, con ramas de color rojo en la parte más joven, hojas opuestas sesiles con la base que envuelve parcialmente al tallo, redondeadas, de cerca 1,5 cm de diámetro, de color gris verdoso, aromática por la presencia de glándulas oleíferas.

Flores hermafroditas axilares concentradas en la parte terminal de las ramas, de 2-2,5 cm de diámetro, con los sépalos, de cerca 1 cm de largo, desflecados, de color rojo escarlata vivo, y cinco pétalos del mismo color, largos 1-1,5 cm, parcialmente unidos en la base formando una suerte de tubo; desde el centro se extiende el largo estilo rojo.

El fruto es una cápsula indehiscente (que no se abre en su madurez) conteniendo una sola semilla.

Se reproduce por semilla, que germina a largo tiempo, a veces más de un año, es prácticamente difícil por esqueje leñoso; el injerto sobre otras Myrtaceae, como el Camelaucium uncinatum, para una mayor adaptabilidad a tipos diversos de suelo, ha ya dado éxitos positivos. Para hacer frente a la creciente demanda, se recorre cada vez más a la micropropagación de plantas genéticamente modificadas, más resistentes a las enfermedades y a las condiciones de cultivación.

Esta especie es considerada la más ornamental del género, ya sea por el follaje que por las vivaces floraciones, pero por supuesto no es de fácil cultivación y reproducción, requiere un clima de tipo mediterráneo, con largos veranos cálidos y secos, y temperaturas invernales apacibles que excepcionalmente alcanzan valores algo más bajo de 0 ºC, no soporta climas húmedos ni encharcamientos hídricos.

Requisitos fundamentales para su cultivación, también en clima mediterráneo, son un terreno perfectamente drenante, puede ser pobre y posiblemente arenoso, de preferencia ácido o neutro, y una exposición en pleno sol.

Requiere irrigaciones regulares en verano sólo el primer año de implante, muy distanciadas o del todo ausentes en los sucesivos; útiles las podas drásticas, hasta casi la base, para lograr más compacta la vegetación y estimular una mayor floración, que aparece sobre la nueva vegetación, en hábitat los incendios tienen el mismo efecto, destruyendo la parte aérea que se regenera gracias a la particular resistencia de la base leñosa.

Muy apreciadas para las composiciones florales las flores de corte, de la cual hay una creciente demanda, ya sea frescas, que duran más de una semana, y sobre todo secas, de larga duración.

 

→ Para apreciar la biodiversidad dentro de la familia de las MYRTACEAE clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_V-69-24_Verticordia_grandis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants