Vipera aspis

Familia : Viperidae

 

 

de Mauro Grano, Cristina Cattaneo y Grégoire Meier

 

 

Traducción en español de Ignacio Barrionuevo

 

 

JPEG - 129.9 KB
La Vipera aspis está presente en varios países de Europa occidental © Giuseppe Mazza

La Víbora áspid ( Vipera aspis - Linnaeus, 1758 ) es una serpiente perteneciente a la familia Viperidae.

El nombre genérico Vipera deriva de la contracción del término “vivípara”, del latín “vivus” = vivo y “parere, pario” = parir, generar, en conjunto nos diría que “da a luz a crías perfectamente formadas y eficientes, vivas”; mientras que el epíteto específico aspis proviene del sustantivo femenino latino “aspis, aspidis”, que significa “serpiente venenosa”. Este último término deriva a su vez del griego “aspís, aspídos”. Una interpretación distinta apunta hacia el término “aspís” = escudo, en referencia a la conformación anatómica de la cabeza.

La sistemática de la Vipera aspis es bastante compleja y la actual subdivisión en varias subespecies, así como la distribución a lo largo de las regiones en las que estas están presentes, es todavía objeto de discusión entre los investigadores. En Italia encontraríamos tres subespecies: Vipera aspis atra Meisner, 1820; Vipera aspis francisciredi Laurenti, 1768; Vipera aspis hugyi Schinz, 1833. Fuera de Italia, además de la subespecie nominal, está reconocida también la Vipera aspis zinnikeri Kramer, 1958 presente en los Pirineos orientales, tanto franceses como españoles.

En referencia a este último punto aún se discute si la presencia de esta subespecie se limita a la zona pirenaica que se extiende desde el oeste de Navarra hasta el este de Andorra, encontrándose en el resto de la distribución española de Vipera aspis a la subespecie nominal; o bien si la Vipera aspis zinnikeri es la única subespecie presente en el territorio español.

Desde el punto de vista taxonómico, según algunos estudiosos se ha puesto en duda la validez de la subespecie Vipera aspis atra, estrechamente ligada a los hábitats montanos alpinos. Algunos análisis genéticos han probado que esta subespecie no se diferencia de la nominal, con la que actualmente muchos la consideran en sinonimia. A pesar de esta reducción de rango es evidente que la víbora que coloniza los ambientes alpinos posee una librea y un comportamiento que la distinguen de aquella que vive en hábitats del Jura suizo y del sector francés de su distribución. En síntesis, la Vipera aspis atra no es actualmente considerada una subespecie válida por ciertos autores. Sea como sea, los ejemplares que pertenecen a las poblaciones de esta subespecie invalidad son considerados ecotipos dentro de la subespecie nominal, justificando la gran variabilidad de la librea, elemento que la diferencia de poblaciones de la subespecie nominal de otras zonas, como adaptación destinada a optimizar las posibilidades de supervivencia en los ambientes tan poco favorables en los que vive.

Zoogeografía

Vipera aspis : Se trata de un corotipo siberiano-europeo-mediterráneo. Está presente en Europa occidental, más concretamente en Francia, en España nororiental, en Alemania meridional (Selva Negra), en Suiza sudoccidental y en casi toda la península Itálica, incluidas las islas de Sicilia, de Elba y de Montecristo. Se creía que la Vipera aspis estaba extinta en Alemania, pero se comprobó su supervivencia en este país gracias a las observaciones personales de uno de los autores (Meier).

JPEG - 233.1 KB
Su ambiente está constituido por pedregales, paredes secas, corrimientos, pasillos de avalanchas, márgenes de bosques, arbustedas y pastos hasta los 3.000 m de altitud © Giuseppe Mazza

Vipera aspis aspis : Presente en Francia central y sudoriental, en Alemania meridional y en Suiza occidental.

Vipera aspis atra : Su área de distribución se extiende desde el este de Francia hasta Suiza centromeridional, llegando a Italia septentrional (Liguria, Piamonte y Valle de Aosta).

Vipera aspis francisciredi : Está presente en Italia central y septentrional, en la región meridional de Suiza y en Eslovenia.

Vipera aspis hugyi : Es la única subespecie de Vipera aspis presente exclusivamente en territorio italiano. Vive en Italia meridional, para ser más precisos en Apulia, Basilicata, Campania meridional, Calabria y Sicilia. Una pequeña población de esta subespecie está presente en la isla de Montecristo, pero se trata de una introducción por parte del hombre ocurrida en tiempos antiguos. Anteriormente dicha población se asignaba a una subespecie distinta denominada Vipera aspis montecristi Mertens, 1956.

Vipera aspis zinnikeri : Es la única subespecie, junto con la nominal, no presente en Italia, ya que vive en el noreste de España, Andorra y los Pirineos franceses.

JPEG - 305.6 KB
Puede alcanzar los 80 cm de longitud. Los machos, con dibujos más oscuros y marcados, son generalmente más esbeltos que las hembras © Giuseppe Mazza

La Vipera aspis ha sido citada hasta los 3.000 m de altitud en Suiza; 2.800 m en el Piamonte y el Valle de Aosta; 2.200 en Lombardía y Trentino; 2.000 m en el Véneto; y en Sicilia hasta los 1.840 m.

Ecología-Hábitat

Los ambientes que frecuenta varían según la subespecie y la estructura del territorio, pero a grandes rasgos se puede afirmar que su ambientes ideales pueden estar constituidos por pedregales y gleras, corrimientos de tierra, pasillos causados por avalanchas, márgenes de bosques, zonas arbustivas, pastos montanos y submontanos e incluso por muretes de tipo pared seca. Desgraciadamente muchos de estos ecosistemas correen el riesgo de ser destruidos, amenazando así la supervivencia de esta especie.

Morfofisiología

La víbora áspid es una serpiente de complexión bastante robusta, que en edad adulta puede alcanzar dimensiones que varían de los 50 a los 80 cm de longitud. La cabeza es más o menos triangular y está cubierta por escamas más bien pequeñas. Si se observa de perfil se puede observar que el extremo del morro está orientado hacia arriba y que el ojo presenta un iris generalmente de color bronce dorado sobre el que destaca la pupila vertical.

JPEG - 191.4 KB
La cabeza es más o menos triangular y cubierta por escamas pequeñas, con el ápice del morro orientado hacia arriba. Iris broncíneo-dorado y pupila vertical © G. Mazza

En la Vipera aspis generalmente los machos son más esbeltos que las hembras y tienen la ornamentación dorsal más oscura y marcada con respecto al color de fondo. La coloración de base cubre una amplia gama de tonos del gris, el gris blanquecino, el rojizo, el arena, el marrón, el gris verdoso e incluso el negro. A menudo las hembras presentan la parte ventral de color gris claro (a veces con tonalidades rojizas), pardo claro o marrón rojizo, y el vientre suele estar moteado de oscuro. El macho, por su parte, muestra un vientre ciertamente más oscuro, a veces totalmente negro.

En lo que respecta al patrón dorsal en las distintas subespecies diremos que en la Vipera aspis aspis a menudo está compuesto por dos series de barras transversales alternadas con respecto al eje central del dorso; en la Vipera aspis atra la ornamentación es extremadamente variable, en tanto en cuanto puede ser similar o idéntica a la de Vipera aspis aspis, pero puede también estar compuesta por barras oscuras alineadas, a menudo fusionadas entre sí formando un línea ondulada que recorre el dorso longitudinalmente; en la Vipera aspis francisciredi los motivos dorsales están constituidos por pequeñas barras, pequeños triángulos o manchas, y las escamas supralabiales son generalmente de un color blanco nítido y ligeramente sobresalientes en forma de “pagoda”; la Vipera aspis hugyi tiene a menudo el motivo dorsal compuesto por una línea ondulada, a veces interrumpida, con ángulos redondeados; y la Vipera aspis zinnikeri presenta un motivo dorsal compuesto por una línea longitudinal más o menos larga y a menudo de color marrón o rojizo, bordeada por barritas transversales más oscuras que solo raramente llegan hasta los flancos.

JPEG - 307.3 KB
Caza micromamíferos, saurios, anfibios y aves. Las crías, si no encuentran lagartijas jóvenes, pueden también alimentarse de invertebrados © Giuseppe Mazza

Etología-Biología reproductiva

La dieta de la víbora áspid está compuesta por micromamíferos, lagartos, anfibios y pájaros. No debe olvidarse que las crías de esta especie pueden alimentarse de invertebrados, aunque su dieta parece que principalmente incluye pequeños saurios.

Como ocurre con otras especies, también la Vipera aspis posee una cierta laxitud a la hora de elegir las presas que componen su dieta.

Un singular modo de alimentación ha sido observado en los ejemplares masculinos de la Vipera aspis hugyi, que viven en la isla de Montecristo. Estos animales aprovechan la fuerte presencia de aves migratorias de paso por la isla, habiendo desarrollado una habilidad particular para trepar a pequeños arbustos donde cazar las aves que en ellos encuentren refugio.

La Vipera aspis tiene un periodo de actividad que va de finales de febrero a finales de octubre, aunque en algunas zonas costeras, que presentan temperaturas suaves incluso en el periodo invernal, se pueden observar individuos de esta especie activos durante todo el año.

JPEG - 239 KB
Generalmente está activa de finales de febrero a finales de octubre, pero también en pleno invierno en las costas mediterráneas. Apareamientos primaverales. La hembra ovovivípara, pare 6-12 crías de 12-22 cm © Giuseppe Mazza

La víbora áspid, siendo ovovivípara, parte de 6 a 12 crías completamente formadas y autónomas que pueden medir de 12 a 22 cm de longitud. Los apareamientos tiene lugar sobre todo en primavera, pero no es raro observar a estas víboras en rituales de cortejo y apareándose incluso a finales de las estación estival.

Para obtener información acerca del veneno de las víboras europeas, su relación con el hombre y qué hacer en caso de mordedura, rogamos leer la página sobre la Vipera berus.

Sinónimos

Coluber Aspis - Linnaeus, 1758: 218; Vipera Francisci Redi - Laurenti, 1768; Coluber Charasii - Shaw, 1802: 379 (fide Bruno, 1985); C [hersea]. vulgaris - Fleming, 1822: 295; Aspis ocellata - Fitzinger, 1826: 62; [Pelias] Col[uber]. aspis - F. Boie, 1827: 558; Berus Vulgaris - Gray, 1831: 82; Vipera aspis var. rufa - Bonaparte, 1834: plate 3d fig 1; Vipera aspis var. fusca - Bonaparte, 1834: plate 3d fig 2; Vipera aspis var. nigra - Bonaparte, 1834: plate 4; Vipera aspis var. rubriventris - Bonaparte, 1834: plate 4 fig 3; Vipera aspis var. ocellata - Bonaparte, 1834: plate 4; Vipera aspis - Duméril & Bibron, 1854: 1406; Vipera aspis - Engelmann et al., 1993; Vipera aspis - McDiarmid, Campbell & Touré, 1999: 392; Vipera (Vipera) aspis - Venchi & Sindaco, 2006; Vipera aspis - Kwet & Trapp, 2015; Vipera aspis - Wallach et al., 2014: 787; Vipera aspis aspis - (Linnaeus, 1758); Coluber aspis - Linnaeus, 1758; Vipera aspis aspis - Harding & Welch, 1980; Vipera (Rhinaspis) aspis aspis - Obst, 1983; Vipera aspis aspis - Engelmann et al., 1993; Vipera aspis aspis - Welch, 1994: 119; Vipera aspis atra - Meisner, 1820; Vipera atra - Meisner, 1820: 93; Vipera aspis atra - Harding & Welch, 1980; Vipera (Rhinaspis) aspis atra - Obst, 1983; Vipera aspis atra - Engelmann et al., 1993; Vipera aspis atra - Welch, 1994: 119; Vipera atra - Zuffi, 2002; Vipera aspis francisredi - Laurenti, 1768; Vipera Francisci Redi - Laurenti, 1768; [Coluber] Redi - Gmelin, 1788: 1091 [Replacement name]; Vipera Redi - Sonnini & Latreille, 1801: 304; Vipera aspis francisredi - Harding & Welch, 1980; Vipera (Rhinaspis) aspis francisredi - Obst, 1983; Vipera aspis francisredi - Engelmann et al., 1993; Vipera aspis francisredi - Welch, 1994: 121; Vipera aspis francisciredi - Schmidt & Kunz, 2005: 7; Vipera aspis hug yi - (Schinz, 1833: 179); Vipera Hugyi - Schinz, 1833: 179; Vipera aspis hug yi - Harding & Welch, 1980; Vipera (Rhinaspis) aspis hug yi - Obst, 1983; Vipera aspis montecristi - Mertens, 1956 (fide Golay, 1993: 282); Vipera aspis hug yi - Engelmann et al., 1993; Vipera aspis hug yi - Welch, 1994: 121; Vipera hugyi - Zuffi, 2002; Vipera aspis hug yi - Schweiger, 2009; Vipera aspis hug yi - Hallmen, 2015; Vipera aspis montecristi - Mertens, 1956; Vipera aspis montecristi - Mertens, 1956: 222; Vipera aspis montecristi - Harding & Welch, 1980; Vipera (Rhinaspis) aspis montecristi - Obst, 1983; Vipera aspis montecristi - Welch, 1994: 121; Vipera aspis zinnikeri - Kramer, 1958; Vipera aspis zinnikeri - Harding & Welch, 1980; Vipera (Rhinaspis) aspis zinnikeri - Obst, 1983; Vipera aspis zinnikeri - Engelmann et al., 1993; Vipera aspis zinnikeri - Welch, 1994: 121; Vipera zinnikeri - Zuffi, 2002; Vipera aspis zinnikeri - Schweiger, 2009.

 

→ Para nociones generales sobre serpientes ver aquí.

→ Para apreciar la biodiversidad de las serpientesy encontrar otras especies clicar aquí.

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_V-11-14_Vipera_aspis
_V-11-26_Vipera_aspis
_V-11-27_Vipera_aspis
_V-11-42_Vipera_aspis
_V-11-43_Vipera_aspis
_V-11-49_Vipera_aspis
_V-11-63_Vipera_aspis
_V-11-64_Vipera_aspis
_V-11-65_Vipera_aspis
_V-11-66_Vipera_aspis
_V-11-67_Vipera_aspis
_V-11-72_Vipera_aspis
_V-11-74_Vipera_aspis
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants