Leptailurus serval

Familia : Felidae

 

GIF - 5.6 KB

 

Texto © Dr. Gianni Olivo

 

 

Traducción en español de Susana Franke

 

 

JPEG - 122 KB
El servalo (Leptailurus serval) es el más alto de los pequeños felinos africanos © Giuseppe Mazza

El Serval ( Felis serval - Schreber, 1776 ) es un felino maculado africano de talla mediana-pequeña, caracteri- zado, a primera vista, por las largas patas, que lo hacen el más alto de los pequeños felinos del continente africano, por lo que mi guía lo llama, justamente ikati elizonzo, gato con patas delgadas y largas, de pájaro.

El aspecto en conjunto, delgado y agraciado, recuerda, lejanamente el perfil del guepardo, semejanza acentuada por las dos riendas negras que a menudo adornan el hocico, mirándolo de frente.

Las orejas son prominentes y de grandes dimensiones respecto a la cabeza, que aparece relativamente pequeña y redondeada, son de gran movilidad y le permiten localizar la presa a través del rumor, si bien mínimo, que produce, funcionando como un localizador “estereofónico” en un ambiente, el de las altas hierbas, que reduce grandemente la visibilidad.

Las dimensiones son considerables para un felino de peso modesto (10-17 kg para el macho y 8-12 kg para la hembra).

Altura a la espalda hasta 65cm (media 55 cm) largo desde la punta del hocico a la raíz de la cola de 70-100 cm a lo que se le debe agregar el largo de la cola, que se presenta relativamente breve (25-35 cm) por lo que el largo total puede alcanzar los 130 cm.

JPEG - 139.1 KB
Las largas patas le permiten espectaculares saltos, también verticales © Mazza

La coloración de fondo varía según las zonas y también en el ámbito de una misma zona, tendiendo a ser más oscura en hábitat más húmedos, con manchas menos evidentes, mientras en zonas más secas el color de fondo tiende al rojizo o bronce o bien al amarillo, con manchas más netas y nítidas.

La cola es estriada, con bandas oscuras transversales y a menudo, también patas, espalda y cuello tienden a ser estriados. Sobre los flancos tiene manchas oscuras grandes y netas pero existen ejemplares llamados “pecosos”, con manchas más diminutas (África Occidental). No parecen presentes glándulas olorosas con función de marcar su espacio.

El serval es sobre todo un cazador diurno (si bien puede ser activo también de noche) de roedores, entre los cuales el veld-rats y los Grass-rats ( Otomys, Arvicanthis ) pero atrapa también pájaros que frecuentan la sabana de hierbas y los prados, terreno de caza ideal para este felino. Las largas patas no se han hecho tanto para la carrera, como en el caso del guepardo, como para imprevistos saltos, también verticales, con los cuales el felino atrapa al vuelo pájaros apenas levantan vuelo desde la hierba. Además, donde la hierba es alta pero que no supere los 50-60 cm la estatura le consiente ver desde más lejos a las presas que acecha, consintiéndole, con un salto, caer sobre el ignorante roedor.

La técnica de caza es similar a la del gato, y, por cierto, también a la del chacal, localizando con el oído a un ratón se acerca silenciosamente, el animal salta hacia arriba y adelante, aferrando con las patas anteriores a su presa. En caso de ataque a un volátil que haya levantado vuelo, el serval puede realizar espectaculares altos de hasta mas de dos metros de altura, rotar sobre si mismo en el aires, golpear con fulmíneas patadas, también de lado, tratando de abatir y tirar por tierra al pájaro. Si falla el golpe normalmente se aleja buscando otra presa, pero tal vez se exhiba en una serie de saltos que recuerdan el rebote de una pelota de goma.

La gama de las presas es, no obstante, más amplia, comprendiendo también pájaros acuáticos que no duda en seguirlos en el agua, lagartos, batracios y peces. En mi reserva he visto, una vez, un serval que saltaba en la hierba alta al lado de una pista que cruzaba, luego, asustado por mi llegada, la misma pista, con una serpiente en la boca (creo que era una grass snake). En otra ocasión lo he visto capturar una musaraña elefante. A menudo, luego de la captura de un roedor, el serval juega con la presa antes de devorarla, usándola como una pelota, o un ovillo y lanzándolo al aire, la toma luego al vuelo.

La presa puede ser consumida en el lugar o llevada a un lugar escondido y seguro, según la confianza y la sensación de seguridad o de peligro que advierte. Las pequeñas presas, como ratones y musarañas elefante, pueden ser comidos enteros, mientras la comida a base de presas más grandes inicia generalmente desde la cabeza o desde los cuartos anteriores.

También pájaros de grandes dimensiones, hasta las enormes cigueñas o las grullas pueden caer presas de este felino y en una ocasión encontré un Common duiker ( Sllvicapra grimmia ) muerto por el serval. En el momento pensé que el antílope hubiera sido muerto por un lince pero, examinando mejor las huellas, noté que los signos de las yemas de los dedos eran bastante vecinos a la palma, mientras que en las improntas del lince, de dimensiones similares (5 o 6 cm) las yemas de los dedos están más distanciadas de la palma.

JPEG - 93 KB
Agazapado entre las hierbas, evita las miradas mientras observa a las presas © Giuseppe Mazza

Entre los felinos, aparte el guepardo, es posiblemente el más diurno, eligiendo para sus actividades las primeras horas de la mañana o las últimas del atardecer. En los días sin sol o fríos puede permanecer activo todo el día, mientras de noche normalmente duerme, al menos una parte de la noche, pero a menudo se lo encuentra de caza también en la oscuridad y en tal caso con frecuencia son los conejos de las rocas sus presas, junto a otros roedores nocturnos más pequeños. En lo que concierne a distribución y hábitat, el serval está presente en buena parte de África donde esta ofrezca zonas de hierbas, en el norte de África está ubicado en Marruecos mientras, para el resto, está confinado en África sub-sahariana.

Se lo encuentra en una larga franja que va desde el África occidental a través de la República centro africana, hasta Somalia y Etiopía, excluyendo las zonas áridas del extremo Cuerno de África, el bosque pluvial y el desierto, coloniza luego Etiopía, Tanzania y región de los Grandes lagos, para luego descender, siempre costeando los bosques pluviales, donde está ausente, hasta Zambia, Angola, Zimbawue, Mozambique, Malawi y Sudáfrica, Necesita de áreas con hierbas, preferiblemente que bordeen los bosques de galería o vecino al agua y ama los prados montanos interrumpidos por rocas, refugio para una gran variedad de presas.

JPEG - 91.8 KB
Se nutre de muchos animales, pero los conejos son sus presas favoritas © G. Mazza

Es animal solitario y territorial y los dos sexos marcan con chorros de orina las hierbas o las matas o impregnan de saliva los tallos, restregando el hocico contra de ellos, pero no poseen glándulas olorosas aptas para la marcación del territorio.

Las heces son similares por la forma a las de los otros felinos, quiere decir de forma alargada y a menudo segmentada, en punta en un extremo y truncada en el opuesto, y de dimensiones algo pequeñas de las del lince, con un diámetro máximo de 1 o 1,5 cm. Tales heces contienen a menudo pelos o plumas y pequeños residuos de huesos pero más raramente se ponen blancas con el tiempo como la de otros depredadores que ingieren grandes cantidades de hueso.

El territorio es defendido pero la mayoría de las veces con comportamientos ritualizados que raramente desembocan en un duelo serio.

Tratándose de un animal solitario, las únicas parejas que se pueden observar son, por algunos días, macho y hembra en celo, que pueden también cazar juntos, pero el vínculo es débil y la sociedad se disuelve en pocos días.

La gestación dura de dos meses a dos meses y medio, luego de este período la hembra da a luz 2 o 3 pequeños que inicialmente permanecen escondidos en alguna zona de espesura o en un barranco.

Donde estén presentes predadores más potentes, los cachorros son a menudo movidos, de manera tal de disminuir la posibilidad de que vengan descubiertos, mientras la madre caza y lleva luego la comida a los recién nacidos.

En cada caso, en ciertas zonas, la mortalidad ligada a los predadores es elevada y en tales áreas los serval son mucho más evasivos y prudentes; en nuestra reserva, donde abundan los leopardos, el serval es un encuentro bastante raro, si bien los rastros se detectan con frecuencia.

Nombres comunes: En isiZulu: ikati elizonzo (gato de patas largas y magras) en Afrikaans: serval

 

El archivo fotografico de Giuseppe Mazza

_S-51-1_Leptailurus_serval-2
_S-51-3_Leptailurus_serval-2
_S-51-8_Leptailurus_serval
_S-51-9_Leptailurus_serval
_S-51-10_Leptailurus_serval
_S-51-11_Leptailurus_serval
Photomazza : 70.000 colour pictures of animals and plants